Skip to main content

En peligro de extinción: las lenguas indígenas que podrían desaparecer

Son cuatro las lenguas indígenas que se encuentran en proceso de recuperación y revalorización en Argentina.
Tradiciones
22 marzo, 2019

Los argentinos somos diversos: en cada provincia, en cada pueblo, existen dialectos, modismos y palabras que son propias de los habitantes de ese lugar. Pero existen, también, otras lenguas que, poco a poco, van quedando en el olvido y que también forman parte de lo que somos: las lenguas indígenas.
Según los especialistas, hay cuatro lenguas indígenas que se encuentran en proceso de recuperación y revalorización en Argentina ante la falta de hablantes. Otras, lamentablemente, ya están extintas. Los datos surgen del entrecruzamiento de las estadísticas de Unesco y Unicef, la Encuesta Complementaria de Pueblos Indígenas 2004-2005 (ECPI) y el Censo Nacional de Población, Hogares y Viviendas 2010, llevados adelante por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).
La lengua tehuelche registra 4 hablantes, pero a principios de año falleció en Santa Cruz la mujer que era conocida como la última hablante de esta lengua.
La lengua Gününa Küna, también conocida como “puelche”, es una parcialidad de la lengua tehuelche, y se encuentra en proceso de revalorización por personas que habitan la Patagonia y algunas zonas de la provincia de Buenos Aires.
Chaná, lengua hablada por pueblos indígenas que habitan Entre Ríos, Santa Fe, Buenos Aires y Corrientes, tiene un hablante, a partir del que también se está llevando adelante un proceso de recuperación y revalorización.
Finalmente, la lengua Vilela, que lleva el mismo nombre del pueblo que vive principalmente en Chaco, Santiago del Estero y partes de Santa Fe y Buenos Aires, no tiene oficialmente registros de hablantes, pero referentes de ese pueblo afirman que está en proceso de recuperación.
En un país donde la diversidad es lo que nos define, conservar estas lenguas es una forma de preservar gran parte del capital cultural que forma parte de lo que somos, mucho más de lo que podemos imaginarnos.

Argentina, licenciada en Comunicación Social y correctora. Me apasiona la escritura, la propia y la ajena. Mi amor por las palabras, por las frases mágicas y perfectas, me llevó a dirigir mi carrera profesional hacia la redacción, a lo que luego sumé la corrección para mejorar mis textos y, también, los de otros autores. Porque una imagen no siempre vale más que mil palabras. Gracias por leerme.

Sin votos.
Espere por favor...

Comentarios

También te puede interesar