Skip to main content

Jujuy iluminó el primer pueblo solar del país con acumulación en ión-litio

Se trata de Olaroz Chico, en plena puna jujeña.
Todo ambiente
22 marzo, 2019

Olaroz Chico, en plena puna jujeña, se convirtió en el primer pueblo del país en contar con un sistema aislado de energía fotovoltaica que se acumulará en baterías de litio y tendrá capacidad de generar electricidad las 24 horas.
La inauguración del innovador sistema se realizó con la puesta en funcionamiento de una central fotovoltaica autónoma en el ingreso al pequeño pueblo, ubicado entre los cerros y donde viven unas 80 familias que anteriormente recibían la energía de una planta que funcionaba inicialmente en un 100 por ciento a base de gasoil, produciendo no solo contaminación ambiental, sino también sonora.
El subsecretario nacional de Energías Renovables, Sebastián Kind, y el gobernador jujeño, Gerardo Morales, encabezaron el acto de inauguración que comenzó con una ceremonia de agradecimiento al sol, junto con autoridades de la empresa Ejesa, distribuidora del servicio de energía eléctrica de la provincia que impulsó un plan de inversión hacia el uso de energías limpias por el que Jujuy contará con nueve pueblos solares en total.
El uso de computadoras y demás nuevas tecnologías, calefaccionar los hogares cuando las temperaturas llegan a 10 grados bajo cero y una mayor disponibilidad de electricidad para el desarrollo económico del pueblo son algunos de los beneficios que los lugareños mencionaron ante el encendido de la nueva central, que cuenta con 430 paneles solares que generarán casi cuatro veces más de lo que consume actualmente la comunidad.
“Esta planta no tiene que ser la primera de muchas, sino la primera de todas. Es una central que significa en términos de cuidado del medioambiente pero, sobre todo, de calidad de vida, por estar en una zona aislada”, destacó el subsecretario de Energías Renovables al hacer referencia a las implicancias de la ubicación geográfica de Olaroz Chico que, por encima de los 4000 metros de altitud, dista a unos 300 kilómetros de San Salvador de Jujuy.
En tanto, remarcó que el trabajo encarado va en línea con la decisión que “Argentina ha tomado de convertir a las energías renovables en una política de Estado”, con “desarrollos concretos de uso de las distintas fuentes de energías en 21 provincias”, por el que “se emplea a más 9.100 personas, se movilizan más de 6.600 millones de dólares y más 4.500 megavatios de potencia”.
Por su parte, el gobernador Morales se mostró “orgulloso” de inaugurar la planta de generación de energía limpia y dijo que “incorpora cinco tecnologías de distintos puntos del mundo, entre ellas una jujeña, porque fueron los ingenieros de Ejesa los que terminaron de cerrar el ciclo de funcionamiento del sistema”, lo que lo hace “único en el país, en varios continentes y de los pocos en el mundo”.
En esa línea, recordó que Jujuy avanza en el proyecto de la planta de energía solar en Cauchari, que venderá electricidad al sistema interconectado nacional y por el que se proyectan 621 hectáreas de paneles solares, entre otras múltiples iniciativas en provecho de los altos niveles de radiación solar en la provincia.
El presidente de Ejesa y Ejedsa, Rodolfo Pagliarulo, valoró que fue un “desafío enorme” para la empresa, en el que se usó “dos recursos que hacen de Jujuy líder a nivel mundial: el sol y el litio”, por lo que “tiene un valor estratégico enorme”.
Asimismo, ratificó el compromiso de transformar el resto de los pueblos seleccionados, además de trabajar en el tren eléctrico, a funcionar en la Quebrada de Humahuaca; en 14 nuevas centrales solares; y en otros proyectos ya pautados.
Juan Soriano, presidente de la comunidad dijo que hoy Olaroz Chico es un “pueblo que ha concretado su sueño de alcanzar mayor bienestar, tener igualdad de oportunidades de desarrollo y de uso de sus recursos” y aseguró que ahora “se abre, por fuera de la minería y las energías renovables, otras posibilidades comerciales y de educación para la comunidad, pero sin dejar de velar por nuestra Pachamama, nuestra cultura como pueblos originarios”.

Fuente: Télam

Argentina, licenciada en Comunicación Social y correctora. Me apasiona la escritura, la propia y la ajena. Mi amor por las palabras, por las frases mágicas y perfectas, me llevó a dirigir mi carrera profesional hacia la redacción, a lo que luego sumé la corrección para mejorar mis textos y, también, los de otros autores. Porque una imagen no siempre vale más que mil palabras. Gracias por leerme.

Sin votos.
Espere por favor...

Comentarios

También te puede interesar