Skip to main content

Elecciones 2019, un “Fernández” para cada gusto

La real politik ya tiene candidatos.
Política y Economía
La real politik ya tiene candidatos.
21 agosto, 2019

El sábado pasado Cristina no solo anunciaba la fórmula presidencial “Fernández, Fernández”, sino que también confirmaba que era capaz de actuar según una lectura del panorama político local e internacional acorde a los tiempos que corren. Con este pronunciamiento (¿o renunciamiento?) la Cristina que todos esperaban no apareció y corrió el eje de la pelea electoral pasando de la idea de confrontar contra todos a intentar una nueva transversalidad. Alberto presidente implica el reconocimiento indirecto que Cristina buscar un moderador para cerrar los viejos conflictos abiertos en su última gestión. Parece también dejar implícito el mensaje que ella fue dos veces presidenta de la nación y que su objetivo no es ocupar nuevamente ese lugar sino ejercer un rol trascendente en la política local para que el peronismo retorne al poder y pueda generar los apoyos necesarios para gobernar un país en crisis.

No cabe duda que esta decisión reconfigura el escenario electoral y desdibuja el llamado a un acuerdo político efectuado por el gobierno nacional hace una semana atrás y cuya intención era polarizar las opciones electorales al forzar a los posibles candidatos a definirse. Además expone la falta de “timming” de dicha convocatoria haciéndola ver como oportunista y deja en evidencia que no pretendía ampliar verdaderamente la opción electoral oficialista. Por el contrario, el hecho que Cristina Fernández se mostrase dispuesta a resignar su candidatura presidencial y “le pidiera a Alberto que encabece la formula” fue leído como un gesto concreto por la unidad de los espacios opositores. Mientras el resto de los espacios dice llamar a la unidad, Cristina puso en práctica una fórmula que busca incluir y representar opciones de centro.

Para Sergio Massa esto representa un dilema.Validar el espacio del peronismo y de unidad ciudadana implica que “Alternativa federal” deja de ser una alternativa, mientras que no sumarse a una propuesta que busca mostrarse como el espacio moderado podría dejar su candidatura, y la de Roberto Lavagna, sin peso electoral.

Por otra parte se modifica el núcleo de la polarización de campaña. Hacia adentro ya no se propone unir desde la figura de Cristina sino negociar y consolidar el apoyo de gobernadores e intendentes a una fórmula peronista polarizando sobre las chances reales de “ser gobierno o favorecer la reelección de Macri”. Hacia afuera la búsqueda de votos pasó de centrífuga a centrípeta, los votos del centro moderado son los que suman a la hora de querer ganar en primera vuelta.

Esto genera un desafío para la campaña del oficialismo que se centraba en el rechazo a la figura de Cristina. Resta comprobar si en Cambiemos buscarán continuar con la polarización que les otorgaba una posición fuerte para negociar y mantener a Mauricio Macri como candidato, o si por el contrario, se verá forzado a ampliar verdaderamente la coalición.  A priori, parecería que el gobierno no piensa modificar su estrategia. Algunos funcionarios ya salieron a declarar que esta fórmula no cambia nada, que la candidata sigue siendo ella, que es una formula del pasado y que Mauricio es el candidato oficial. Pero no faltan las presiones para que finalmente se incorporen otros actores como Martín Lousteau en una eventual candidatura con María Eugenia Vidal, aunque no veo muy claro que un medio renunciamiento de Cristina pueda implicar un renunciamiento de Macri, o que simplemente Lousteau acepte ser una figura electoral sin que Cambiemos reconfigure sus acuerdos de gobierno.

Falta mucho para las elecciones y habrá que esperar para ver si la fórmula de los Fernández se convalida en la justicia electoral. Pero esta fue la primera movida y Cristina mostró sus cartas para abrir el juego y negociar. De forma inteligente, Cristina maneja la formula presidencial para resguardarse políticamente, unir al peronismo y evitar que los mercados reaccionen de forma anticipada ante su esperada, y por ahora esquiva, candidatura. Habrá que esperarla reacción de Cambiemos que por el momento está haciendo lo que criticaba y pretender unir desde la figura de Mauricio Macri.

No votes yet.
Por favor espere.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

X