Skip to main content

Mauricio Macri la putá que te parió

Hasta cuándo tenemos que soportar que los legisladores se ensucien a sí mismos?
Editorial
Hasta cuándo tenemos que soportar que los legisladores se ensucien a sí mismos?
22 marzo, 2019

Éramos uno de los pueblos más educados y cultos del mundo. No exagero. Durante los siglos XIX y XX, nuestro país se llenó de obras públicas y edificios diseñados por arquitectos franceses e italianos, de los mejores. Aun hoy existen grandes diarios en todas las provincias. Luego del trabajo de Sarmiento, el alfabetismo escaló geométricamente a lo largo y a lo ancho de nuestra Nación y así fuimos de los pueblos más alfabetizados del mundo.

No había grieta cultural o educativa. La escuela privada era para los burros hijos de millonarios, que no tenían lugar en la pública, que era gratuita y de excelencia. Hasta no hace mucho era así.

De un par de décadas a hoy, se nos cayeron todos los índices de educación. Maestros con faltas de ortografía y sintáxis; alumnos de secundaria que no entienden textos simples. Un pueblo no educado es un pueblo fácil de dominar. Yo creo que es un plan sistemático; vos me lo podrás rebatir (el pensamiento, no la realidad). Pero el tema es que es culpa nuestra, por votar y volver a confiar en quienes nos trajeron hasta acá.

Vamos a suponer que el Presidente actual y su impericia son los culpables de todos nuestros males. Un poco chiquilina, pero tesis al fin, de algunos, y que tiene más de propaganda que de realidad.

En serio se puede creer que de este aparente desastre nos van a sacar unos señores que insultaron a un Presidente en un recinto que se denomina “Honorable”? (Mirá qué ironía: los romanos lo denominaron así porque era “ad honorem”; “por el honor”, no por dinero). En serio podemos comernos otra vez la pavada de pensar que convertir el patio de la Casa Rosada en una tribuna de fútbol es igualitario? Que de alguna manera eso beneficia a los más necesitados?

Hasta cuándo tenemos que soportar que los legisladores se ensucien a sí mismos haciendo entrar a la Cámara a diputados truchos? O llevando carteles a una sesión. Se están cagando de risa en nuestras caras. Porque los seguimos votando.

En qué momento podemos pensar que alguien que insulta a la investidura presidencial solo por el hecho de estar en campaña opositora, es apto como para marcar nuestro destino, a través de la promulgación de leyes? Así de sensatos son cuando presentan un proyecto? Cuando votan una ley o dejan de votarla? Así de ilustrados están? Así de cultos? De preparados? Porque se supone que deberían estarlo, para marcar correctamente nuestro desarrollo. Si ellos notienen ni un mínimo de respeto, nos pueden exigir que los respetemos? Que respetemos sus leyes? Desde qué lugar?

En el país del “vale todo” en que vivimos hace un tiempo ya demasiado largo, tenemos que darnos cuenta de una vez de que no es así. Estamos rebotando como autitos chocadores todo el tiempo. Y puteamos, pero a nuestro carrito lo manejamos nosotros. Le echamos la culpa al otro. Creemos que no; pero lo manejamos nosotros.

Insultar habla del que insulta, como dijo el Señor Presidente de la Nación. Y el voto habla del que vota.

Su larga y exitosa trayectoria como creativo publicitario le dio un conocimiento muy profundo a cerca de las conductas y motivaciones de la gente, base de su tarea como Secretario de Redacción de Ser Argentino.

Valoración: 5.0/5. De 2 votos.
Votaste 5, 1 semana antes.
Espere por favor...

Comentarios

También te puede interesar