Skip to main content

“La hora del planeta”, una carrera para demostrar que “el cambio climático importa”

La iniciativa tiene como objetivo pedir por la sanción de una ley de humedales.
Todo ambiente
Carrera la hora del planeta
22 marzo, 2019

Una nueva edición de la carrera por “La Hora del Planeta” se llevará a cabo el sábado 30 de marzo en Costanera Sur, Ciudad de Buenos Aires, para demostrar que “el cambio climático nos importa”.
Organizada por Fundación Vida Silvestre, en esta oportunidad la prueba atlética se realizará en modalidad nocturna, con largada prevista para las 20.30, con recorridos de 3K y 8K.
Impulsada a nivel global por WWF, Organización Mundial de Conservación, “La Hora del Planeta” fue creada para demostrar en forma simbólica que gobiernos, empresas e individuos pueden trabajar juntos por un planeta vivo.
Desde hace más de 10 años, durante “La Hora del Planeta”, unos 13.000 monumentos y edificios emblemáticos de todo el mundo se oscurecen, como la Ópera en Sídney, el City Hall en Londres, el Empire State en Nueva York, la Torre Eiffel en París y El Planetario en Buenos Aires.
Desde 2009, Fundación Vida Silvestre Argentina coordina y lleva a cabo esta campaña de WWF en Argentina, y este año convoca a participar de la carrera -esta vez en modalidad nocturna- para “demostrar que entre todos podemos cambiar el cambio climático”.
Se trata de un cambio de clima atribuido a la actividad humana, que altera la composición de la atmósfera y aumenta la temperatura media de la superficie global por encima de los 2 °C.
Esto genera graves consecuencias como pérdida de biodiversidad, derretimiento de glaciares, fenómenos climáticos extremos, acidificación de océanos y cambios en los hábitats, entre otros.
Estos impactos repercuten en las comunidades, afectando gravemente a millones de personas, causando miles de muertes y generando pérdidas de US$ 1.000 millones por año en todo el mundo.
Más información e inscripción en www.vidasilvestre.org.ar/horadelplaneta.

Fuente: Télam

Curiosa e impaciente, investiga y no se queda quieta. Redactora por oficio y por vocación, conoce un poco de todo y se especializa en pocas cosas.

Sin votos.
Espere por favor...

Comentarios

También te puede interesar