Skip to main content

Justicia es justo lo que necesitamos ahora

No podemos pensar, seriamente, en que vamos a salir rápido de este desastre. Justicia es lo que necsitamos antes que nada, justo.
Editorial
15 septiembre, 2019

Yo creo que estuvimos justo a una votación de convetirnos en Venezuela. De verdad. Y así como nos tomaron unos 15 a 20 años llegar a un estado insostenible, no podemos pensar, seriamente, en que vamos a salir rápido de este desastre.

Pero ¿de dónde debemos salir? De un pozo mucho más profundo que una economía en problemas. Tenemos que erradicar el paco y la cocaína, desarticular el narcotráfico y encarcelar de por vida a los narcotraficantes pesados. Tenemos que desarmar a decenas de miles de delincuentes. Exonerar a policías corruptos y encontrarles algo de qué vivir (o van a seguir delinquiendo, ahora sin uniforme).

Destituir a cientos de jueces “saca presos” y terminar con el garantismo que otorga más derechos a los victimarios que a las víctimas. Acabar con las jubilaciones de privilegios y los privilegios de la clase legislativa y ejecutiva. Normalizar los sindicatos y destruir a las mafias sindicales. Regularizar el sistema de licencias docentes.

Terminar de una vez con los fraudes de las pensiones por invalidez y las jubilaciones truchas de personas que ni siquiera viven en el país. También, repensar el sistema de cobro de impuestos, para que sea sencillo y sobre todo, equitativo.

Hay mil cosas más por cambiar. Y estoy excluyendo lo económico a propósito. Porque somos un país abundante, y arreglar la economía, una vez que se tomen las medidas acertadas, no llevará mucho tiempo.

Pero la economía, la justicia social, la educación, la salud, la cultura, no se van a resolver de raíz si, primero, no nos convertimos en un país justo. La Justicia en todos sus aspectos es fundamental para ser un país que ofrezca condiciones y posibilidades.

¿Cómo exigirle a un policía que no pida una pizza, cuando solo el 2% de los casos de corrupción denunciados en la justicia termina con un funcionario preso? ¿Qué se puede esperar cuando el Presidente de la Corte Suprema de Justicia (la máxima autoridad del País) alquila 11 departamentos para el ejercicio de la prostitución? ¡Y no va preso!

¿Qué futuro tenemos, si un Vicepresidente de la Nación tiene un auto trucho y domicilio declarado en un médano?

En un país así, en algún momento, los ciudadanos comunes estallamos. Por suerte, esta vez lo hicimos en las urnas. Como corresponde. Pero bien podríamos haber terminado a los tiros… entre nosotros.

Rating: 4.5/5. From 2 votes.
Por favor espere.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

X