Skip to main content

9 reglas de oro para disfrutar de una terraza hermosa

En los días de verano, aprovechá tu terraza en todo su potencial.
Tendencias
21 marzo, 2019

¿Tenés terraza? Aprovechá el privilegio de tener un espacio exterior para utilizarlo todo el año. ¿Cómo es la terraza perfecta? ¿Qué hago para poder organizar asados durante el invierno? Estas son algunas reglas de oro para que tu terraza sea hermosa.
1) Terraza es sinónimo de relax
Reposeras, hamacas o almohadones en el piso. No importa cómo sea, pero la terraza perfecta tiene que tener un rincón donde relajare, tirarte al sol, descansar o leer un buen libro. Una alfombra (de vinilo o fibra sintética, que aguantan bien a la intemperie) con unos almohadones puede ser un improvisado lugar para echarte durante toda la tarde. Si tenés espacio, no renuncies a un enorme sofá donde olvidarte del trabajo por unas horas.
2) Adecúa la zona de almuerzo
Almorzar al aire libre es un placer, y tomar un mate con los primeros rayos de sol en la mañana, también. Incluso en la terraza más pequeña cabe una mesa acompañada de dos sillas. ¿Qué materiales son los ideales para crear tu comedor exterior? Te recomendamos elegir muebles que aguanten las condiciones climáticas sin demasiado mantenimiento. La madera es linda, pero necesita cuidados… tenelo en cuenta si es tu elección. Los muebles de PVC pueden ser una buena alternativa, aunque los fabricados con resina no se agrietan ni pierden color. Aseguran una alta durabilidad, al igual que el aluminio, muy resistente y fácil de combinar con tejidos aptos para exteriores.
3) Lo mejor del sol: la sombra
En toda terraza debemos crear áreas con sombra, ya sea mediante la instalación de una carpa, parasoles, un toldo o pérgola, según tus necesidades o la orientación. Los tejidos naturales o las lonas microperforadas permiten el paso de luz sin renunciar a la ventilación. Son perfectos. Las zonas de sol y sombra en invierno y verano actuarán como control térmico, regulando la temperatura interior en tu casa o departamento.
4) Apostalo todo al verde
Flores, vegetación, árboles… todo para dar color a tu terraza. En un exterior perfecto no puede faltar el verde. Las plantas pueden colocarse en maceteros o jardineras, podés dejar que trepen por las paredes o reservar una zona perimetral para ubicarlas. Una recomendación que no suele fallar es usar plantas que no requieran excesivo mantenimiento y que aseguren vegetación en varias estaciones. Una terraza perfecta no puede prescindir del riego automático. Necesitarás, obvio, una salida doble de agua para el riego y la manguera.
5) Cuidá la iluminación
La iluminación es uno de los aspectos clave en una terraza perfecta, aunque muchas veces nos olvidamos de ella. Las luces indirectas, de tonalidad cromática cálida y suave, son ideales para los patios o terrazas. Por otro lado, los focos bajos y apliques de pared iluminan con sutilidad. Instalá reguladores de intensidad para elegir mayor o menor iluminación, según el ambiente que desees. La sostenibilidad siempre debería ser una prioridad: comprá focos LED o incluso lámparas solares, que de día decoran y en la noche iluminan sin consumir electricidad. Para momentos más puntuales, otros elementos como faroles, cadenas o velas eléctricas lucirán hermosos en tu terraza.
6) Mirá por dónde caminás
Qué importante es saber dónde caminamos, más en nuestro espacio exterior. La elección del piso dependerá de distintos factores: uso, tamaño o presupuesto disponible. Un piso flotante de madera que aporte calidez, por ejemplo, será una apuesta segura. Podés decantarte por el pino con tratamiento autoclave o por maderas extremadamente resistentes como el ipé. El gres porcellánico es muy recomendable por su durabilidad, mientras que la cerámica tradicional es magnífica para un estilo más rústico. Por último, no olvides que un piso continuo de hormigón pulido no fallará.
7) No descuides los detalles
Un detalle de color en tejidos, almohadones o alfombras; unas lámparas hermosas, unos jarrones estratégicamente ubicados, o esa silla tan linda… Como en el interior de tu casa, no se trata solo de amoblar, sino de decorar. Animate a jugar con los detalles. La terraza perfecta tiene personalidad: combiná sin miedo y elegí la originalidad.
8) La terraza de tus sueños es solo para vos
Si querés estar en tu terraza sin pensar en los vecinos, echado al sol tranquilamente, es importante pensar en cómo conseguir privacidad. Los toldos plegables, los enrollables o los de brazo invisible son estupendos para que nadie te vea desde los pisos superiores. Para aislarte de los vecinos, siempre disponés de elementos como separadores verticales con celosías, listones de bambú o madera, vidrio translúcido o vegetación.
9) Y, sobre todo, la terraza perfecta es la que se amolda a vos
La terraza perfecta para vos debe ser tuya. Si tuviste el tiempo, la paciencia y las ganas de diseñarla a tu gusto, obvio… La del vecino es muy linda, o amás cómo tu hermana decoró su patio… pero seguro que no tiene lo que vos necesitás. Si tenés hijos pequeños, habilitá un espacio de juego en el exterior o quizá una minipiscina; si tenés perro o gato, seguro que buscarás un rincón donde estén cómodos; si practicás la jardinería, llenarás tu exterior con plantas; y si sos el organizador de los asados familiares, construirás una parrilla para prepararlos… En definitiva, la terraza ideal es la que te haga feliz.

Fuente: Habitissimo

Argentina, licenciada en Comunicación Social y correctora. Me apasiona la escritura, la propia y la ajena. Mi amor por las palabras, por las frases mágicas y perfectas, me llevó a dirigir mi carrera profesional hacia la redacción, a lo que luego sumé la corrección para mejorar mis textos y, también, los de otros autores. Porque una imagen no siempre vale más que mil palabras. Gracias por leerme.

Sin votos.
Espere por favor...

Comentarios

También te puede interesar