Skip to main content

Registros históricos

Vinos y Espumantes
18 diciembre, 2018

En un mundo en el que los sabores adquieren complejidad y a la vez simpleza, los enólogos se embarcan en la aventura de complejizar la alquimia de las vides utilizadas y simplificar la individualidad de las notas conseguidas. Y cual amauta, expresar la experiencia que el tiempo y la paciencia les entrega.

El amauta era el hombre encargado de comprobar los hechos de la historia quechua para recitarlos públicamente en las fiestas del sol. Y es, en la bodega, donde se logra esa transformación.

La Bodega El Porvenir nos invita, desde las altitudes de Salta, a probar los blends que elabora desde 2010 y que tienen su expresión en cuatro presentaciones. Bajo el nombre de Amauta Innovación de 2011 (es importante destacar la añada ya que al año siguiente cambió la composición varietal) nos ofrece un corte de Syrah, Malbec y Tannat.

Tenemos así, a la vista, un vino con mucha tinta. Colores violáceos oscuros, brillantes y con lágrimas que denotan el paso por barrica y el nivel presente de alcohol.

Sus aromas muestran lo simple de la composición. Se perciben los frutos negros y maduros del Syrah, las flores del Malbec y la rusticidad del Tannat.

En boca es donde la alquimia se completa. En una entrada dulce, encontramos los sabores de los aromas antes descriptos y sumamos la presencia del café. Untuoso y equilibrado, poco ácido y astringente, se adueña del momento con un final medio.

Se logra así el cometido del amauta y la fiesta en la que se comunican los aprendizajes de su historia: son los sorbos que damos a nuestra copa.

Valoración: 5.0/5. De 38 votos.
Espere por favor...

Comentarios

También te puede interesar