Skip to main content

Las 8 mejores canciones de Andrés Calamaro

Artista prolífico si los hay, Andrés Calamaro tiene una extensa lista de temas para recordar. Nosotros elegimos algunos, ¿vos cuál sumarías?
Rock
Andrés Calamaro tiene una extensa lista de temas
07 diciembre, 2019

Andrés Calamaro es una de las más importantes figuras del rock nacional de los últimos tiempos. Es un ícono argentino que ha atravesado varias etapas, primero con Los Abuelos de la Nada, luego con Los Rodriguez y, finalmente, como solista. Hoy elegimos 8 temas que recorren todas sus etapas. ¿Qué opinás?

Pasemos a otro tema – Nadie sale vivo de aquí (1989)

Un joven Calamaro escribió alguna vez esta canción perfecta de desamor. “Pasemos a otro tema, no quiero hablar de eso, la casa está vacía y fría”: el tema comienza con él cantando así, de golpe.

Dulce condena – Sin documentos (1993)

Junto a Los Rodríguez, Calamaro lanzó este tema cuyo título es casi un oxímoron. Con sus letras, el artista conmueve y se instala en la memoria emotiva y colectiva. “No importa el problema, no importa la solución, me quedo con lo poco que queda entero en el corazón, me gustan los problemas, no existe otra explicación”, reza en su estribillo.

Donde manda marinero – Alta suciedad (1997)

“No sé qué quiero, pero sé lo que no quiero. Sé lo que no quiero, y no lo puedo evitar”: una letra que nos identifica a todos. Sobre esto, Andrés Calamaro tiene una teoría: “El truco es escribir en primera persona para que cada uno escriba su autobiografía con mis canciones, ¡si las entienden!”.

Me arde – Alta suciedad (1997)

Esta canción tiene, tal vez, la concatenación de rimas más exitosa de todas las letras de Calamaro: “Estaba hablando con la hermana de una chica colombiana, dormían en camas separadas. Tomando un capuchino era el año nuevo chino en un restaurante argentino (con empanadas y vino). El problema es que la nena era linda, pero buena gente, y me tocó la frente”.

El día mundial de la mujer – Honestidad brutal (1999)

Honestidad brutal es, quizás, el mejor disco solista de Andrés Calamaro. Corría el año 1999 y un siglo larguísimo se terminaba. Él decidió despedirlo comenzando el último disco de la década con estas estrofas: “¿Quién escribirá la historia de lo que pudo haber sido? Yo que soñaba despierto ya no sueño dormido”.

Cuando te conocí – Honestidad brutal (1999)

El amor está lleno de desencuentros, y Calamaro es experto en plasmar en sus letras de forma exacta estas emociones complejas. “Y en el fondo es tan hondo mi dolor, porque me voy, y no se puede cambiar de corazón como de camisa sin perder la sonrisa”.

Estadio Azteca – El cantante (2004)

Con El cantante (2004), Andrés Calamaro se alejó un poco de su faceta más rockera. Con letra de Marcelo Scornik, “Estadio azteca” era de los pocos temas originales del disco, un canto al imparable paso del tiempo.

La noche – Bohemio (2013)

Un hit de rock latino en su máxima expresión. Una letra pegadiza y las guitarras en primer plano: el combo perfecto. “Tonta, todo en la vida se paga. Tonta, conmigo no”.

No votes yet.
Por favor espere.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

X