Skip to main content

Folklore cuyano: entre el gato, la cueca y la tonada

Es un amplio concepto, pero los argentinos lo relacionamos indefectiblemente con la música. Un género tan nacional como cuyano.
Folklore
Folklore cuyano: entre el gato, la cueca y la tonada
11 noviembre, 2019

En nuestro país, la primera asociación que hacemos frente a la palabra folklore es pensar en “música”. En música popular y tradicional de los argentinos. Exponentes de la talla de Horacio Guarany o Soledad Pastorutti son los primeros en llegar a nuestra mente cuando escuchamos esa palabra. Sin embargo, el folklore es mucho más que eso. El folklore es la tradición misma. Es el conjunto de costumbres culturales que hacen a una nación. Por eso, entre otros temas, en nuestro deporte madre se habla del “folklore del fútbol” cuando nos referimos a nuestras hinchadas y al color que contextualiza a cada partido.No obstante, el folklore como poesía, danza y sonido es lo que nos representa. A todos los argentinos, pero a los cuyanos y mendocinos en particular. El folklore cuyano es un género histórico y nunca pasa de moda, aunque siempre se va adaptando a las nuevas propuestas.

Folklore: de los conservadores a los vanguardistas

Música Floklórica Tradicional: respeta instrumentos folclóricos de cada zona, y también su interpretación. Tal es el caso de Los Chalchaleros, Los Tucu Tucu o Los Trovadores de Cuyo.

Música Folklórica de Proyección: Utiliza instrumentos tradicionales y agregan batería, teclados, guitarra electroacústica, arreglos vocales. Es el ejemplo de Los Nocheros, Luciano Pereyra o Soledad.

Música Folklórica de Fusión: se une con otros estilos musicales como el rock, tango, pop, etc. Desde el timbre, incorporando guitarras eléctricas, sintetizadores. Hasta lo musical con ritmos, giros melódicos y nuevas armonías. El ejemplo de estos artistas son Fito Páez, Divididos o Andrés Calamaro.

 Identidad cuyana

Tierra de guitarristas eximios, Cuyo presenta alta calidad en el tratamiento instrumental y vocal de su cancionero, que es una verdadera muestra del buen gusto popular. Son comunes las formaciones instrumentales en que intervienen cordales. Cuyo ha desarrollado una auténtica escuela de la guitarra, principalmente con la técnica de la púa. La música regional cuyana presenta un marcado parentesco con la chilena y ambas con las originales españolas que fueran americanizadas o acriolladas.

Gato: “No hay cueca sin gato…” reza el refrán. Mientras que la cueca es una invitación, el gato es una respuesta positiva a ella, de ahí el refrán. El gato es una alegre danza criolla que se bailó en Cuyo desde antes de 1820 y que llegó desde el Perú.  Representa un discreto juego amoroso de cortejo. El hombre persigue a la mujer con las mejores técnicas de sus zapateos hasta obtener su correspondencia.

Cueca: Es un género musical y danza de coreografía fija. Una cueca cuyana es una canción, pero también es una danza. Descendiente de la “zamacueca” peruana, adquiere forma de cueca o “chilena” en Chile y desde allí ingresa a nuestro país a través de Cuyo. Ya como cueca cuyana, este género se desarrolla más en forma de canción que en cuento a danza. 

Tonada: Se la conoce como triste y tiene un carácter íntimo. Consta de una o dos voces y el acompañamiento de guitarras. Es un género que se nutrió de distintas partes de Latinoamérica y tomó particularidades sonoras que les son propias.

No votes yet.
Por favor espere.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

X