Skip to main content

¿Cómo llegó el acordeón a la Argentina?

El acordeón bajó de los barcos: llegó con la inmigración europea desde lugares como Italia y Europa oriental. Te contamos su historia.
Folklore
acordeon-argentina
13 noviembre, 2019

Argentina es tierra de inmigración. Muchos de nuestros antepasados llegaron en barcos buscando un futuro mejor. Con ellos, trajeron lo poco que pudieron, pero no olvidaron lo importante: aquellos elementos que les permitirían conservar el lazo con su tierra. Entre ellos, llegó el acordeón.

Este es un instrumento portátil de viento. En un principio, intentó imitar el sonido del órgano de iglesia. Para producir el sonido, cuenta con dos teclados y un sistema de lengüetas por donde pasa el aire que surge en un fuelle, ejecutado con las dos manos.

El acordeón llegó con la inmigración europea desde lugares como Italia y Europa oriental. Es primo hermano del bandoneón, pero no debemos confundirlos: el bandoneón es más utilizado en el tango; el acordeón, en el folklore. El acordeón vino en los barcos porque era fácil de transportar, y quienes abandonaban su país querían traer con ellos algo que les permitiera regresar en una melodía.

Se lo apodó la “verdulera”, porque los inmigrantes lo utilizaban para interpretar música luego de su día de trabajo, en las quintas y en los puestos de verduras. Los polacos tocaban sus valses y polcas. Los italianos, sus canzonettas. Fue en el litoral argentino donde el acordeón tuvo mayor arraigo: es el instrumento básico de los chamameceros. Allí se lo llama “la cordiona”.

Como no podía ser de otra forma, con los inmigrantes llegaron también los primeros fabricantes artesanales de acordeones. Como Giovanni Anconetani, un italiano que instaló su fábrica en 1882 en la Ciudad de Buenos Aires. La fábrica aún funciona y tiene un museo que expone la historia del acordeón en nuestro país.

Un instrumento que bajó de un barco y hoy está completamente arraigado a nuestro ser nacional.

No votes yet.
Por favor espere.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

X