Skip to main content

“Busqué la mezcla de lo sensual con lo sensorial”, dijo Emma Horvilleur sobre su nuevo disco

Acaba de publicar su nuevo disco solista y consideró que en las canciones buscó "esa mezcla de lo sensual con lo sensorial y con las imágenes".
Rock
19 septiembre, 2019

Entrevista a Emmanuel Horvilleur

El músico argentino Emmanuel Horvilleur, que acaba de publicar su nuevo disco solista “Xavier”, consideró que en las canciones de este trabajo buscó “esa mezcla de lo sensual con lo sensorial y con las imágenes”.

La placa también es una invitación a conocer el universo musical de Horvilleur -que incluye el rock, el reggae, el funk y los ritmos urbanos- bajo el prisma de su sello personal, con la atención puesta en los detalles, el sonido prístino y un atmósfera onírica y absolutamente contemporánea.

Tras el impasse en IKV, Horvilleur regresó con “Xavier”, un disco en el que ratifica su dominio del electro-pop bailable con colores funky y de otros ritmos negros. 

En tiempos en donde Bandalos Chinos, Indios, Barco y demases se imponen en las radios y tiendas digitales, Horvilleur vuelve para recordar que él fue quien patentó ese tipo de música.

En la canción “Welcome” lo hace con sabiduría mezclando coros de niños que recuerdan a los de estilo africano con la base conformada por Mariano Domínguez en bajo y Pablo González en batería, pelando un groove copado. Mientras la guitarra de Matías Rada saca todas sus influencias de Stevie Wonder y Prince. 

Siempre acompañado por el ganador de varios Grammy Rafa Arcaute como productor, Emma se reúne con sus discípulos mendocinos los Usted Señalemelo para “Como un pez” que cuando llega el estribillo se convierte en uno de los feats entre argentinos de los más rendidores. Ema y los mendocinos le sacan brillo a la pista y a los rankings porque la canción es muy sabrosa. 

Horvilleur habló sobre su nuevo trabajo:

¿Qué estado de ánimo tenías cuando dijiste “me pongo a continuar el disco que dejé en 2010”?

EH:– El estado de ánimo en realidad siempre es el mismo. Es decir, obviamente que había un fin de ciclo con IKV y tenía esta cosa que no tenía la inspiración de meterme a un estudio a continuar un disco. Yo no tenía esas ganas, tenía ganas de tomarme mi tiempo, de buscarlo, de que vayan surgiendo las canciones, de ir viviéndolas. También quería armar la banda y empezar a cantar, esa era la intención que tenía en esos días. Creo que no me equivoqué, que estuvo bueno ese proceso. A la par de todo este laburo de empezar a cantar y armar la banda sí, fui continuando el disco y haciendo procesos de meterme en el estudio con Rafa Arcaute y Didi Gutman. También hay mucha interacción con el blues que descubrí con Andrés Cortés, el guitarrista de Lo Pibitos, que es un flaco que me encanta su approach guitarrístico y también como artista. Y bueno, él toca la guitarra por ejemplo en Ella Dijo No. Después también en Escenario, que tiene una forma más rockera. A mí naturalmente me gusta cierta cosa del blues, hay una cosa natural con ese tipo de música. 

¿Vivís con algún tipo de presión cada vez que sacás un disco? 

EH:- No. Siempre en mi etapa solista el último tema que toco es Radios y es uno de los temas que me sorprende, porque es una canción que no cambia nunca, siempre está en esos dos mismos acordes. Es una canción que a mí me salió una tarde de un finde, uno no tiene manera de lograr esas cosas. Entonces me dejo llevar por lo que siento. A veces sí intento buscar canciones más up-tempo, como en este disco Negra Monamour.

¿Tenías alguna carga anímica especial cuando empezaste a grabar el disco?

EH: Si, obviamente. Hay cierta cosa de separación que no es menor.

¿De qué te separaste?

EH:– De Dante, de ser parte de una banda que es una de las más grandes que nos ha permitido en estos años volver a tocar por todo Latinoamérica. 

¿Es una separación o un parate?

EH:– No, qué se yo. La verdad que cuando volvimos no sabíamos qué íbamos a hacer a fin de año, no estamos todo el tiempo pensando qué vamos a hacer. Pero también nos damos cuenta que cuando uno encara el proceso solista de nuevo, indefectiblemente te va a llevar un tiempo para volver a decirle a la gente “acá estoy yo de nuevo”. Pero es muy claro que no tengo que competir con IKV. No hay que competir, son dos mundos. Sí que cuando uno logra cosas como las que hemos logrado con Kuryaki, con mucho trabajo y amor, ponerle un punto aparte es difícil. Pero bueno, obviamente que haciendo música como respuesta a esa melancolía es este disco “Xavier”, que va con todo para adelante y que me pone de nuevo en este escenario.

El disco cierra con una canción que tiene una enorme carga de sensualidad con una estructura relajada. Hacés una parte erótica sin vulgaridad.

EH:– No, no. Yo vengo de una corriente que tiene que ver… Lo que yo me imagino tiene que ver con el funk o con cantantes más bien románticos, como Sade, que es una mina que ponés una canción de ella y te transmite en una forma espiritual pero muy sexy. Me encanta esa mezcla de lo sensual con lo sensorial y con las imágenes, plasmar imágenes que tiene que ver con esos momentos que es uno de los momentos más lindos que hay en la vida cuando estás conectando con alguien. Obviamente se puede ser cuidadoso. 

Fuente: Télam

No votes yet.
Por favor espere.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

X