Skip to main content

Guillermo Brizuela Méndez: un todo terreno del entretenimiento

Hoy habría sido el cumpleaños de Guillermo Brizuela Méndez, un inolvidable locutor, actor y presentador de TV. Bienvenidos a nuestro homenaje.
TV y Cable
16 diciembre, 2019

Hoy, queridos lectores de Ser Argentino, habría sido el cumpleaños de Guillermo Brizuela Méndez, un locutor, actor y presentador de TV que lamentablemente ha caído un poco en el olvido, lo que demuestra lo injustos que somos a veces los argentinos.

Guillermo, cuyo segundo nombre era Alberto, nació el 15 de noviembre de 1922 en General Pirán, una pequeña localidad de la provincia de Buenos Aires (en el último censo contaba con 2934 habitantes, imagínense el tamaño a principio de siglo). Murió, 75 años más tarde, en la ciudad de Buenos Aires.

De muy chico se mudó con su familia a Mar del Plata, donde empezó a trabajar como cartero a los 14 años porque la muerte de su padre lo obligó a ayudar con los gastos de la casa. En 1946, con tan solo 24 años y mucha seguridad en sí mismo, se ofreció como locutor en la radio LU9. Contra todo pronóstico, lo aceptaron y le encomendaron la transmisión de una carrera en la que corría Fangio. Lo hizo tan bien que quedó como parte del staff estable.

Brizuela Méndez da el salto de su vida

Jaime Yankelevich lo escuchó y lo invitó a trabajar a Radio Belgrano, en la Capital Federal. Aceptó y se mudó con su primera mujer (Clotilde) y las dos mellizas hijas del matrimonio. Pero Yankelevich era un empresario muy inquieto y el 17 de octubre de 1951 fue el responsable de un evento histórico para nuestro país: con un discurso de Eva Perón se inauguraba la transmisión de televisión en Argentina. Y Brizuela Méndez, que además de tener una gran voz y mucho profesionalismo era bastante buen mozo, lo iba a aprovechar.

Uno de los récords que tiene (y, dado el cambio de paradigma, lo va a conservar para siempre) es haber hecho 56 avisos en vivo en un día. Ya establecido como una de las caras habituales del canal, en 1954 debutó en el cine, en la película Detective. Pero sería la televisión lo que lo catapulte a la inmortalidad: condujo el legendario Tropicana Club, acompañó a Dringue Farías y a Tato Bores en La familia GESA se divierte y fue integrante del inolvidable dúo con Nelly Prince. Su programa Escuela de locutores inspiró a Alberto Olmedo para crear el personaje de Rucucu y en 1974 se sumó al elenco de Porcelandia, programa protagonizado por Jorge Porcel. Quizás el último de sus éxitos sea su participación en La familia Benvenuto, protagonizado por Guillermo Francella.

Falleció en el Hospital Alemán el 31 de agosto de 1997 por un infarto. ¡Gracias por todo Guillermo! ¡No te vamos a olvidar!

No votes yet.
Por favor espere.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

X