Skip to main content

La alternativa cultural a la crisis

Como dijeron Serrat y Benedetti: “El sur también existe”
Teatro
| 08 septiembre, 2018 |

En estos tiempos de crisis es común desganarse, guardarse y hacer nido en casa y perderse en alguna serie. Pero es en estos momentos donde se vuelve necesario para el cuerpo, la mente, el alma y el espíritu, juntarse, salir y dejarse atrapar por contenidos artísticos que nos hagan pensar.

En el conurbano sur del Gran Buenos Aires, a solo 40 minutos de la capital, existe una oferta abundante y desconocida para la mayoría. La red Teatral Sur, nuclea a decenas de teatros y centros culturales que ofrecen una propuesta tan variada como económica y accesible. Agrupaciones musicales, actores, dramaturgos, clowns, bailarines. Varietés y Milongas. Además de cursos y seminarios de cuanta disciplina artística se les ocurra. En la mayoría de estos espacios, además de una entrada muy accesible o a la gorra, hay bufetes con comidas caseras y barra amigable. El corredor que determinan las estaciones Banfield, Lomas de Zamora, Temperley y Adrogué del Ferrocarril Roca y las avenidas Hipólito Yrigoyen y Alsina (o Alte. Brown) que abrazan a sus rieles, enmarcan la geografía en donde la magia se produce.

En el Teatro de las Nobles Bestias por ejemplo, todos los viernes a la noche, el Teatro Kabeza ofrece su hilarante varieté con una concurrencia impresionante, mientras que otros días es habitado por otras propuestas teatrales. En el Galpón de Diablomundo, Leila y Quique, proponen desde obras originales de teatro, hasta milongas y recitales. Matías y Flor, al frente de Casa Puchero proponen talleres y  Espacio Asterisco se caracteriza por slams (competencias) de poesía, El Nido tiene una propuesta refinada orientada a talleres y ciclos musicales y una cocina distinguida en su caserón de arquitectura alemana. Ceta Teatro Concert, además de sus espectáculos, es conocido como una usina generadora de nuevos talentos, lo mismo que el Banfield Teatro Ensamble, del cual han salido espectáculos premiados. Completan la oferta, Centro Cultural Bijou, El Refugio, El Padilla, Teatro Superá y Cultura del Sur (sede de recitales y festivales), por mencionar algunos más.

Si de música se trata, La Rumbadera, Bienvenidos a la Computadora, Pampa Trash, El Alboroto Percusión, Manu Quintans y Facundo Galli, son representantes del latido sureño que se hace oír. Muralistas y pintores como Flor Menéndez, Jorge Aranda y Martín Soubiate. Bailarines y coreógrafos como Gabriel Gerriero, Giselle Dana y Cecilia Cisi nos brindan un crisol de posibilidades a la hora de buscar alternativas a Netflix o a los espectáculos mainstream.

Ya saben, como dijeron Serrat y Benedetti: “El sur también existe”.

Rating: 4.8/5. De 10 votos
Por favor espere.....

2 Comentarios to “La alternativa cultural a la crisis”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar