Skip to main content

Leonardo Favio, artista polímata

Repasamos la vida de una persona que se desempeñó en múltiples expresiones artísticas, y de la mejor manera. El recuerdo de Leonardo Favio.
Cine
Leonardo-Favio
| 27 enero, 2020 |

Músico, actor y cineasta. Faud Jorge Jury, conocido como Leonardo Favio, fue un prolífico artista mendocino que cautivó la pasión y el corazón de argentinos y extranjeros con cualquiera de las expresiones artísticas donde se destacó. Con una importante participación política y de altos contenidos sociales en sus obras.

Nació el 28 de mayo de 1938 en el departamento de Luján de Cuyo, Mendoza. De niño estudió un tiempo como seminarista y más tarde ingresó a la marina, lugar de donde se marchó tras una breve estadía. Sin embargo, todo lo hizo acompañado de su guitarra, anticipando uno de los éxitos que más tarde llegarían a su vida: el éxito musical.

Ya instalado en Buenos Aires se inicia como actor. Extra primero y protagónico después. Pero con el cortometraje El amigo (1960) se forma como director de cine. Su nombre comienza a ser reconocido luego de ganar premios locales e internacionales con sus películas. Sus films Crónica de un niño solo y El romance del Aniceto y la Francisca han sido consideradas como las mejores de la historia del cine argentino.

Cantante

Como cantante, se especializó en la balada romántica latinoamericana en las décadas de 1960 y 1970, logrando conquistar América Latina. Tuvo su paso por “La Botica del Ángel”, el espacio artístico de San Telmo que vio nacer a muchos cantantes argentinos, a manos de Eduardo Bergara Leumann. Ese mismo día un ejecutivo de la CBS le propuso grabar un disco, de lo que resultó el primer sencillo de Favio “Quiero la libertad”, un gran fracaso. La productora entonces le aconsejó grabar “Fuiste mía un verano” y “O quizás simplemente le regale una rosa”, íconos de su primer álbum, también titulado Fuiste mía un verano (1968). El disco resultó emblemático, y constituyó el más clásico de sus repertorios. Tras su participación en el Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar (en Chile), Leonardo consolidó su fama internacional.

Esto generó en la vida de Favio un cambio radical. Pasó de una vida relativamente tranquila y con poca fama como director de cine a la exposición que supuso su fama como cantante. A tal punto llegó esta situación que el mendocino desapareció un poco de la escena, pero para volver con todo, como cineasta. En 1975, la película Nazareno Cruz y el lobo terminó de posicionarlo como un referente en el séptimo arte. Se trata de la película más vista de la historia del cine nacional.

Dictadura

Como ocurrió con la gran mayoría de los artistas, Leonardo Favio se exilió entre 1976 y 1983, durante la dictadura militar. El artista eligió América Latina para vivir. Más precisamente, Colombia. Así comenzó a realizar giras como cantante por todo el continente. Sin embargo, tras la vuelta a la democracia, volvió junto a su familia a la Argentina. Retomó su carrera como realizador audiovisual con Gatica, el mono en 1993.

Política

Favio tuvo una niñez marcada por la pobreza. Y como sector vulnerable de la sociedad vio en los gobiernos peronistas la posibilidad de una vida mejor. Por eso, al convertirse en adulto comenzó a acercarse a este espacio político. Y, por tanto, muchas veces su pensamiento político se dejaba ver en su obra artística. Al respecto, dijo alguna vez: “Yo no soy un director peronista, pero soy un peronista que hago cine y eso en algún momento se nota. En ningún momento yo planifico bajar línea a través de mi arte, porque tengo miedo de que se me escape la poesía”.

Durante sus últimos años de vida, a comienzos de los 2000, continuó con algunos trabajos musicales y cinematográficos. Sin embargo, Favio murió el 5 de noviembre de 2012, a los 74 años, en Buenos Aires, víctima de hepatitis C y neumonía.

Sin votos aún
Por favor espere.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

X