Al poeta cordobés - Literatura - Ser Argentino - Todo sobre la Argentina Skip to main content

Al poeta cordobés

Popular y magistral, este poeta quedó inmortalizado en una de las esquinas de Córdoba. En homenaje a su nacimiento, te contamos su historia.
Literatura
Daniel-Nelson-Salzano
| 22 mayo, 2020 |

Periodista, poeta y escritor de los versos más representativos de la provincia. Divulgador, gestor cultural y cinéfilo que formaría parte de los mejores recuerdos cordobeses. Creador de las letras que acompañarían a Jairo y, junto a Jairo, nos acompañarían a todos. Daniel Nelson Salzano nació un 22 de mayo de 1941 en la Ciudad de Córdoba. Ciudad que, luego de vagar por el mundo como un alma sedienta de arte y militancia, elegiría para sus últimos días en 2014. Salzano es la poesía cordobesa. Es la literatura en su máxima expresión, más bien, en todas sus expresiones. Es el arte con el cuerpo de hombre como envase.

Fue autor del CD Córdoba dicha» (1995), siempre haciendo homenaje a la provincia de su corazón. También produjo dos obras teatrales: Dale mis saludos a Córdoba (1998) y Revolver (1993). Con su lado más poético y con la tarea de compositor, hizo junto a Juan Carlos Baglietto “Salzanitos” y “Ángel y demonio”. Pero sus grandes canciones encontraron en una voz el impulso necesario para hacerse inolvidables: la voz de Jairo.

Poeta inmortal

Sin embargo, este hombre indefinible, inabarcable, inolvidable, no puede ser descrito solo por sus producciones artísticas. Por eso, fue homenajeado de infinitas formas. Este distinguido personaje de la cultura cordobesa falleció luego de una larga lucha contra el cáncer, un 24 de diciembre de 2014. Incluso después de haber fallecido, el escritor siguió recibiendo homenajes.

Quedó inmortalizado en la esquina de Buenos Aires y San Jerónimo. Salzano, en esa escultura, se muestra sentado en una mesa del bar Sorocabana, lugar icónico de Córdoba. Esta esquina sintetiza una parte muy importante del espíritu cordobés. Y este poeta es parte de su esencia.

Sus años periodísticos transcurrieron escribiendo para La Voz del Interior, el medio cordobés de más larga trayectoria. En su exilio, incluso, siguió escribiendo. Nunca paró. Nunca abandonó su provincia natal, de una forma u otra su obra estaba conectada con el pueblo que lo vio nacer. Ni siquiera perdió su tonada. Cuando volvió de España, junto con la democracia, siguió y siguió escribiendo. Se consagró director del Cine Club Municipal Hugo del Carril de la ciudad de Córdoba, dejando su huella inconfundible.

Recibió múltiples premios y distinciones que no vale la pena mencionar porque su mayor logro fue estar, por siempre, grabado en cada uno de los corazones cordobeses. Su mejor obra fue convertirse en el representante de Córdoba, incluso a la distancia.

Hoy te recordamos como el poeta invaluable, periodista noble y artista único que fuiste.


Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

Sin votos aún
Por favor espere.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar