Skip to main content

Un pequeño consejo para hacer espacio para lo nuevo

¿Querés que “entren” a tu vida cosas nuevas y mejores que las del año anterior? Leé esta nota.
Al diván
13 noviembre, 2019

Hemos iniciado un nuevo año y eso nos renueva, nos da un aire fresco, una esperanza. Seguramente querés que “entren” a tu vida cosas nuevas y mejores que las del año anterior. Por eso, hoy te propongo que miremos juntos dónde están las verdaderas posibilidades de “cambio de año”.

La mente llena de lo viejo no podrá dar lugar a lo nuevo. Para ello podemos depejar el terreno. Hacer espacio es un proceso continuo que no conviene descuidar porque se nos acumulan muchas cosas innecesarias que crean situaciones idénticas. Y nada nuevo.

Nuestra vida (todo lo que hay en ella) refleja el contenido de nuestra mente, por eso es imprescindible que decidamos qué queremos desechar y de esa manera dar lugar a que la mente se conecte con nuevas experiencias para que verdaderamente el año cambie no solo de número.

Cada vez que pensamos, sentimos eso que estamos pensando y de esa manera emitimos una vibración que conecta con cosas, personas y circunstancias de la misma calidad de vibración que está emanando de nuestro interior. Vaciar la mente de lo viejo implica que estemos dispuestos a abandonar ideas, creencias y pensamientos que nos guiaron más bien hacia el dolor.

Tirar lo que no nos sirve -porque ha creado incordios- nos exige un mirar hacia adentro de nosotros para dejar de quejarnos por todo lo que nos hemos quejado y asumir que todo eso surgió desde nuestro interior. Nos guste o no nos guste, esa es la verdad.

Cada uno de nosotros tiene la maravillosa posibilidad de dejar de prestarle la “cabeza” a lo que ya no queremos para que “llegue” lo que sí queremos. Para vivir un nuevo año, primero tendremos que ser nuevos nosotros.

No votes yet.
Por favor espere.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

X