Skip to main content

Parapente: ícono deportivo del Valle de Punilla

Te contamos todo lo que necesitás saber para vivir una experiencia única en el Valle de Punilla. ¿Te animás al parapente?
Aire libre
una experiencia única en el Valle de Punilla
26 enero, 2020

La belleza indiscutible del Valle de Punilla se deja conocer a pie. Se puede caminar por las calles de Cosquín, las ollas de Cabalango, el ímpetu teatral de Villa Carlos Paz. Podés recorrer los coloridos paisajes de Tanti, la infraestructura histórica y atractiva de La Falda, etc. La variedad del paisaje terrenal se deja ver en estos ejemplos.

Sin embargo, el único responsable de acercarnos al cielo es Cuchi Corral. Y su posibilidad de andar en parapente. Este cerro está ubicado a 400 metros de altura. Fue declarado Monumento Histórico Nacional (1945). Hoy es un panorámico mirador para turistas y montañistas que se dejan caer sobre las nubes, dispuestos a disfrutar la adrenalina del parapente.

¿De qué se trata?

Este deporte, nacido a finales del siglo XX, posee una definición técnica: planeador ligero flexible. Planeador porque no consta de motor y flexible porque no hay partes rígidas que compongan el ala. Es el piloto quien tiene el control directo, en solo dos de los tres planos de vuelo. En el alabeo, con el peso del piloto y los frenos. Y con el cabeceo, con los dos frenos simultáneamente y con el acelerador. La guiñada, por lo tanto, al carecer de cola, queda fuera del control del piloto. Estas características identifican su forma pendular de vuelo.

¿A dónde vamos?

Conocido como el lugar ideal para la práctica del parapente, el Cuchi Corral es sinónimo de riesgo, naturaleza y turismo aventura. Aquel que lo practica con constancia, elige este lugar para volar. Y los principiantes disponen de vuelos de bautismo para vivir su primera experiencia. Por supuesto, siempre acompañado por instructores y profesionales especializados en el tema.

El paisaje natural que ocupa la vista de los numerosos paracaídas que se hacen ave en el cielo serrano es sublime. Es admirable alzar la mirada desde el suelo de nuestro valle, y observar los colores que regala la práctica de este deporte.

Todas estas características son suficientes para promover su visita y destacar su apacible belleza. Venite a Cuchi Corral, venite a Punilla.

FUENTE:  Venite a Punilla

No votes yet.
Por favor espere.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

X