Skip to main content

Risas adolescentes

Gen del Alma lanzó un vino con impronta ricotera: Ji Ji Ji, que promete destacarse, como el tema musical homónimo, de Patricio Rey. ¡Salud!
Vinos y Espumantes
Risas adolescentes-Vino Jijiji
17 enero, 2020

«Jijiji» es la séptima canción del álbum Oktubre del grupo Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, considerada por muchos un verdadero himno del rock argentino. También lo son, los vinos imaginados por el enólogo Gerardo Michelini y su esposa Andrea Mufatto, en su proyecto Gen del Alma.

Gerardo dice que el proyecto Gen es su vida porque está involucrada su familia; que más que un proyecto o una empresa, es la vida misma; y los vinos son un poco el reflejo de lo que ellos son. Con respecto al origen del nombre de algunas de sus creaciones dice que ha sido siempre muy fanático de la música argentina, entonces con los nombres, busca reflejar una idea, pero además, un agradecimiento a lo que les dio la música cuando eran adolescentes.

 “Así nació Jijiji, que fue una canción que nos movilizó como rockanroleros a la generación de los ochenta. Es una irreverencia. El jijiji no es una risa alegre, es una risa de picardía. Entonces el vino que imaginamos es un Pinot Noir-Malbec cofermentados, hechos con maceración carbónica. Es un vinazo, pero que no tiene color ni estructura, esa es la irreverencia”…dice Gerardo Michelini.

Gen es un pequeño lugar en Gualtallary, Valle de Uco. Con suelos calcáreos, de altura y búsqueda de personalidad en un ambiente agreste, con la fragilidad de un suelo pobre, crudo y austero. Personalidad que forja un vino que busca ser el reflejo delicado de un suelo cargado de versos y melodías.

Ji Ji Ji es el ingreso a un mundo salvaje, libre de prejuicios. Un blend atípico 50% Pinot Noir de Tupungato Vineyard y 50% Malbec de San José de una viña de 80 años, pasó por maceración carbónica durante 40 días para luego fermentar.

Con el descorche llegan las sonrisas y los recuerdos de los Redondos, alguna que otra estrofa del Indio y risas por el diseño original de la etiqueta. El joker con el as bajo la manga es alegre, colorido y atractivo.

El vino en contacto con el cristal de la copa lo empaña un poco. Son necesarios 12° C para disfrutar el potencial de ésta botella. Es muy importante. Jijiji debe tomarse fresco, acompañando de carnes asadas, y un golpe de heladera antes de descorchar puede venirle muy bien.

Es un vino ligero, fácil de tomar, que no tarda demasiado en abrirse, joven y frutado, ideal para beber sin pensarlo mucho. Y así es como éste vino pasa poco tiempo en la copa, se aprovecha su frescura y se despide rápido.

Gerardo y Andrea crearon un vino único y distinto. Un blend que deja huellas, como pocos vinos lo hacen. Hallaron el punto exacto entre la frescura y la acidez en boca, que contrastan a la perfección con la fruta dulce que despide en nariz.

Y como dicta la canción…”No lo soñé -¡ieee-eeeeh! … Y se ofreció mejor que nunca”

No votes yet.
Por favor espere.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

X