Skip to main content

Más que empanadas, encebolladas

Las empanadas son un clásico nacional, pero cada región tiene su receta particular. En Mendoza, la clave es mucha cebolla.
Gastronomía
Más que empanadas
| 05 diciembre, 2019 |

Argentina es internacionalmente conocida por las empanadas. Son el menú fijo de nuestra oferta gastronómica en todo el país. Aunque cada región tiene su receta, todas combinan más o menos lo mismo: masa, carne y cebolla. Claro que algunas variables son agregar papa, aceituna, huevo o tomate. También la forma de cocción puede variar, por lo general, entre fritas o al horno. Pero, de cualquier manera, la empanada nunca falta como entrada en cualquier restaurant, o como plato principal en la mesa de cualquier argentino. No obstante, aquí estamos para explicar cuál es la característica principal de la empanada mendocina.

Si bien se las puede conseguir fritas, la clásica empanada mendocina se cocina en el horno (de barro, en lo posible). Además, si bien se las puede conseguir de carne cortada a cuchillo, en líneas generales nuestra empanada se hace con la típica carne molida.

Ingredientes y receta

Como se ha explicado, los ingredientes son bastante comunes. El tema son las cantidades. Las empanadas mendocinas llevan masa, carne molida, pimentón, orégano, huevo duro, aceituna y, para el final, cebolla. Decimos para el final porque es importante aclarar que al mendocino le gusta con mucha cebolla.

La cebolla debe saltearse con manteca y sal, cerca de 10 minutos. A eso se le agrega la carne molida junto con el pimentón, ají, pimienta, sal, orégano y cualquier condimento que creamos necesario. Algunos, incluso, suman pimiento cortado bien pequeño. Luego, una vez apagado el fuego y enfriada la preparación, se coloca una cucharada y media sobre la masa de empanadas. A ello se le agrega una rodaja de huevo duro y media aceituna.

Para cerrar la empanada y darle el repulgue justo, debe untarse los bordes de la masa con clara de huevo. Luego, juntamos los bordes y los unimos con los dedos. Luego, el repulgue característico de cada uno. Decorativo. Junto a la parte de pintar la parte de arriba de la empanada con la yema de huevo.

Es importante dejar reposar la empanada antes de meterla al horno. Por 20 o 30 minutos, para que todo se compacte. Luego, si es en horno a gas, en fuego máximo, 20 minutos bastarán para que nuestras empanadas estén listas. Sin embargo, si utilizamos horno de barro, necesitaremos que esté bien caldeado, lo cual lleva tiempo, pero, una vez las empanadas adentro, en 10 minutos estarán listas.

Sin votos aún
Por favor espere.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

X