Skip to main content

Esperando a San Valentín

Conocé el primer vino argentino de maduración prolongada.
Vinos y Espumantes
17 febrero, 2019

Hay momentos del año que son muy esperados. Uno de ellos es el día de San Valentín y, aunque sabemos el comercio que hay alrededor de este día, nos permitimos conectar con un tiempo en el que nos gusta mimar y ser mimados.

En la vitivinicultura también hay momentos esperados, y el más ansiado es la vendimia. En algunos casos el enólogo decide aplazar ese momento, dándole más tiempo a la maduración de la uva.

En Caucete, San Juan, en la Bodega Callia, el enólogo a cargo, José Morales, ha decidido realizar una maduración prolongada, esperando que las uvas pasen un tiempo más en la vid para luego ser recolectadas y elaborar de esta manera un vino de gran expresión frutal.

Esperado de Callia es un bivarietal Syrah-Malbec con sabor dulce, pero al mismo tiempo es un tinto ligero y frutado; ideal para tomar fresco, lejos de las comidas, como aperitivo o como corolario de una cena preferentemente liviana.

Un dato interesante de Esperado es su relativamente bajo contenido alcohólico: 13.3%. Otra característica que, sumada a su dulzura y a su amabilidad, lo convierten en una bebida atractiva para un público no habitué al consumo de vino.

Esperado es el primer vino argentino que representa una categoría que crece a nivel global (la de maduración prolongada), especialmente en Estados Unidos donde los consumidores se acercan al vino con nuevos códigos, tanto culturales como de gustos. La maduración prolongada ofrece a quien decida conocerla, un sabor frutal, paladar amigable y un estilo innovador.

Un vino que promete una concentración de sabores y placeres haciendo que un momento ansiado sea uno que no olvidemos. Y quizás, en éste día de San Valentín, podamos encontrar ese momento tan Esperado.

Valoración: 5.0/5. De 2 votos.
Votaste 5, 2 días antes.
Espere por favor...

Comentarios

También te puede interesar