Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Vivir en “la cabeza”

Cuando “la cabeza” está tan activa, llena de ideas y haceres, nos ponemos tensos, a la defensiva, molestos o irritables.

Cuando “la cabeza” está tan activa, tan llena de ideas y “haceres”, nos ponemos tensos; casi… a la defensiva, molestos o irritables. Nada nos llega al corazón, todo pasa por el entendimiento, por la razón, por el “saber”. Estamos duros. Y nos perdemos una parte esencial de la vida: conmovernos.Desde ese “modo mental” nos es difícil conectarnos… Estamos distantes afectivamente, impidiendo que algo nos “toque” emocionalmente. Nos hacemos duros. Resistimos. Sobrevivimos. Y sobrevivir no incluye al corazón: nuestra conexión con lo profundo de nosotros mismos, con el silencio, con la ternura, con la quietud, con la escucha, con la calma, con la existencia, con el ahora... todo lo que a nuestro mundo le falta. ¿No te parece?Sobrevivimos... nos cerramos a sentir por miedo a que algo nos rompa por dentro, nos desordene (más de lo que estamos). Nos llenamos de cosas, de actividades, de pensamientos. Y no vaciamos nunca.A veces precisamos hacer un reset, ¿no te parece?

Estas son solo algunas de las preguntas que podemos hacernos... Y hay más: las que vos decidas hacerte en este momento…. Para decidir de nuevo, para elegir lo que va y lo que no. Para no continuar automática-mente.

Rating: 4.00/5.