Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Nada es para siempre...

Aproximadamente la mitad de las personas que se tatúa, quiere desprenderse del tatuaje en algún momento de su vida.

Frases, símbolos, tribales, nombres y retratos, son algunas de las más famosas formas de marcar nuestra piel para personificarnos y sentirnos únicos, o parte de algo. A veces representan momentos inolvidables de nuestras vidas, y otras, simplemente es decorado. Por estas razones y seguramente muchas más, desde hace siglos que el ser humano se tatúa.

Esto no parecería una novedad… pero resulta que aproximadamente la mitad de las personas que se tatúa, quiere desprenderse del tatuaje en algún momento de su vida. La eliminación del mismo también parece ser una motivación para disociarse del pasado y para mejorar la autoidentidad.

Es por esto que luego de miles y miles de años aparece en nuestras vidas, y actualmente disponible en Argentina, un láser con tecnología Q-Switched que actúa contra el pigmento negro y de color de los tatuajes, los destruye y los convierte en trozos más pequeños que luego nuestro organismo depura y elimina.

Este tratamiento revoluciona la medicina estética, ya que es un tratamiento que elimina por completo los tatuajes y permite que las personas puedan arrepentirse de haberse realizado uno, sin tener que taparlo con otro. Se realiza 1 vez cada 2 meses y requiere sesiones repetidas que van ¨borrando¨ esa marca que tal vez no queremos conservar. Ya no se cambiará un tatuaje por una cicatriz, ni será necesario taparlo con ropa para conseguir un trabajo, sino que eliminarlo será una opción que cada vez se generalizará más entre nosotros.

Ojo, esto puede hacer que aquellos que no estén seguros de realizarse un tatuaje finalmente se decidan… total, ¡ya no es para siempre!

Rating: 0/5.