Ser Argentino. Todo sobre Argentina

¡Cuidado! Se dice que las frutas engordan.

En serio ¿les preocupa el azúcar de las frutas?

Cuánta gente hablando del azúcar de la fruta. Ah pero el aceite de las milanesas y las empanadas no, de la harina refinada de la pizza y el pan flauta que compran en la panadería no, de las grasas que contienen las galletitas que en el chino de casa las venden como “LIGHT” porque tienen frutos rojos y avena... NO. Entonces, ¿por qué repetimos como los niños y distorsionamos las cosas a conveniencia?

Las frutas son BENEFICIOSAS, gente. No se repriman de comerlas por miedo a que les “engorden”, cuando su efecto hace todo lo contrario. Las frutas, como tales, promueven la pérdida de peso porque nos ayudan a desechar de forma natural los excesos de toxinas, grasa y líquidos de nuestro cuerpo por su contenido de fibra. La mayoría de las frutas están compuestas por más de un 70% agua. Esto nos mantiene hidratados y nos ayuda a combatir la tan odiosa retención de líquidos (tienen muy buena cantidad de fibra y agua, lo que también ayuda a reducir la celulitis visible)

En serio ¿les preocupa el azúcar de las frutas?

Si es verdad que contienen un azúcar natural llamada Fructosa, pero no se digiere jamás con la misma rápidez que el azúcar procesada, porque como ya mencioné, tiene fibra y esto retrasa su digestión. Además son muy bajas en calorías, incluso las “más calóricas”, como la banana, tiene cada 100 grs casi 90 calorías.

No hay momentos para comer fruta, no hay horarios, se pueden consumir de noche, durante el desayuno, como colación, en el momento que más gusten. Sí hay porciones estimadas para comer, pero nunca es exacto, cada cuerpo es un mundo y la distribución de calorías está dada siempre a cada individuo de forma personalizada por algo. De 3 a 5 porciones al día son mayormente lo que les aconsejo en mis planes alimenticios a mis asesoradas, para cada una distinto, ya que influye su objetivo y su meta. Pero ¿cuánto es una porción? En la mayoría de los casos es siempre una pieza. 1 pera, 1 manzana, 1 naranja, 1 mandarina. En caso de ser grande como la banana podría ser media. Pero como anticipé, todo depende de cada persona.

¡No les teman a las frutas! Temanle a las galletitas que “pican” con el mate, a las gaseosas azucaradas que consumen con las comidas creyendo que LIGHT es sin azúcar, cuando LIGHT es bajo en azúcar/reducido en calorías. Temanle al alfajor, total es una porción chiquita y una vez en el día... ¿Cuánto mal puede hacerte? Abran la mente e infórmense más. ¡El saber es poder! No se olviden.

Rating: 4.00/5.