Skip to main content

Pichín, el barman galante

“La misión del barman es alegrar, no embriagar”
Nostálgicos y Apasionados
“La misión del barman es alegrar, no embriagar”
22 julio, 2019

Santiago “Pichín” Policastro, fue un especialista en cócteles hijo de inmigrantes italianos, nacido en Buenos Aires el 1º de setiembre de 1912. Comenzó a trabajar en la Cafetería Havanna de Mar del Plata, preparando tragos y cócteles en reemplazo del café. Con un local en Mar del Plata y dos en Buenos Aires, desarrolló un estilo basado en sus modales refinados.

Estaba en contacto permanente con el mundo del espectáculo. En 1950 publicó “Tragos Mágicos”, un libro con recetas y opiniones de famosos. Titular del gremio de bármanes de Argentina, compitió en 1954 en Berna, Suiza, en el campeonato mundial de la Asociación Internacional de Bartenders (IBA), ganando el Primer Premio, el Oso de Berna, con su coctel “El Pato”, una combinación de gin, vermú seco, campari, cointreau y kirsch.

Su oficio lo llevó a viajar en barco por diversos países. A raíz de ello, fue convocado a una entrevista personal con el Presidente Juan Perón, donde se le manifestó la necesidad de viajar por América hasta Estados Unidos, llevando y promocionando tragos y vinos argentinos, en el buque Fanu Río de la Plata, acompañado de empresarios que presentaban sus productos en cada parada, bajo los auspicios de la embajada argentina.

El primer viaje de este acuerdo diplomático gastronómico se hizo en junio 9 de 1955, con la participación de bodegueros argentinos de Mendoza y San Juan. Recorrieron la Costa Atlántica y el Caribe, hasta llegar a Nueva York, constituyendo un éxito comercial, en una gira de 22 días. La llegada a Buenos Aires coincidió con el derrocamiento del General Perón por la llamada “Revolución Libertadora”. Forzado a exiliarse por su relación peronista, dejó los negocios en manos de su hermano, se ubicó en Venezuela donde alcanzó el cargo de Director de la ronera venezolana “Pampero”. Posteriormente, en 1978, se radicó en Miami, Estados Unidos fundando “LAICA, Inc”, una empresa propia ligada a la ronera venezolana. En 1990 recibió el premio “Angelo Zola”, de la IBA.

Murió en Miami a los 97 años, el 16 de enero de 2010. “La misión del barman es alegrar, no embriagar”, decía el autodidacta, carismático y lúcido “Pichín”.

No votes yet.
Por favor espere.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

X