Skip to main content

Vane Mihanovich: un Músico de Raza

Iván o Vane Mihanovich es músico, compositor y cantante.
Notas del lector
Vane Mihanovich es músico, compositor y cantante.
24 enero, 2020

Por María Cabeza

Proviene de una familia de músicos, que se reunía en el sótano de la casa de su abuelo para tocar con los primeros jazzistas que llegaban a la Argentina. Vane Mihanovich sorprende por su sencillez y su naturalidad.

Para Vane, la música es parte de su historia personal. Lo acompaña desde niño y eso hace que se genere un clima íntimo, cuando comienza a tocar.

Para una ermitaña como yo, la idea de ir a escucharlo fue realmente motivadora, por eso invité a una vecina. Intuí disfrutar de unas horas gratas de música de calidad; deseaba que así fuera. Lo que no sabía era que me iba a romper el corazón de tanto amor y dedicación que destiló su música y su cálida voz, hasta hacerme sentir el dolor que se cuela cuando uno sana una herida. Cicatricé. Vane Mihanovich y su banda, calmaron mis penas y, seguramente, las del resto de la audiencia, aquella noche en Frágil Bar.

Comenzó a tocar a las 10 de la noche, en una sala que da a la calle, perteneciente a una vieja casona que supo ser una antigua fábrica de ropa- Frágil- de su mujer, la diseñadora Catalina Foti.  Sonaron los primeros acordes a sala llena. Minutos antes, nos habían mimado con pizza y empanadas caseras.

La noche cayó enmudeciéndonos, y en el sentir de los acordes, se hizo presente la poesía. Alrededor todo fue paz y armonía. La gente: amigos, público, cocineros y hasta su propia hermana -Sandra, también cantante y compositora-, quedaron sumergidos en ese aura terapéutico, que sólo un grande es capaz de transmitir.

Iván Mihanovich nació en 1959; su padre arquitecto, pintor y polista; su madre, periodista y presentadora de televisión. Tiene dos hijos, Sebastián y Sol.  Elina, Amelia y Maica sus nietas. Pertenece a una familia de artistas y aristócratas.  ¡Vaya combinación! Seguramente esas raíces le dan a su música la elegancia y sofisticación del jazz con la mezcla del pop y las baladas. No necesita temas para colocar a la gente “arriba”; no le hace falta. Todos volamos, algunos con los ojos cerrados, hacia diferentes recuerdos, sueños e ilusiones. A mí se me «piantaron» algunas lágrimas mientras mi vecina meneaba su cabeza.

Entre los temas que eligió para aquella noche estuvieron:  «Aquellas Pequeñas Cosas» , «Corazón al Sur», «Isn’t She Lovely», «Once y Seis», «Mi Música» y «Donde Van los Locos»-éstas dos últimas compuestas por Vane- y otras.

Durante el break, algunos charlaron , otros estiraron las piernas, los demás, nos quedamos sentados esperando el plato principal que, casi siempre, se brinda hacia el final del show, ya el fuego avispado por el arte de la música.

Y llegó. Después del “Give me Five”, típico del jazz, con un timing perfecto, Vane Mihanovich cerró su noche con la fuerza de un rockero y lo innato de una jam session.

Aplausos, mucha emoción y alegría.

Ya descubrí a donde van lo locos…como dice Vane en su canción.

No votes yet.
Por favor espere.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

X