clima-header

Buenos Aires - - Viernes 24 De Junio

Home Gente Nostálgicos Tiempo de aljibes 

Tiempo de aljibes 

De la antigua Santa Fe, recordamos los aljibes, pozos, baldes, aguateros y lavanderas. 

Nostálgicos
aljibes 

Los aljibes aparecieron en Santa Fe a mediados de Siglo XIX. Estos recolectaban el agua de lluvia, pero, en aquellos años, había muy pocos. Cuando no había agua de red, se lavaba la ropa en el río y, para tomar un vaso de agua, había cuatro opciones: cavar un pozo de balde, construir un aljibe, pagarle al aguatero o caminar hasta el río.  

El aseo personal se complicaba. Era impensado, para los criterios modernos. La gente se bañaba poco en el invierno. O se higienizaban con toallas mojadas y, cuando hacía calor, se lavaban en el río. 

En la sociedad colonial, las familias tenían que organizarse para conseguir agua. Las más ricas enviaban a sus criados. Más adelante aparecieron otras dos opciones. Primero, bien entrado el siglo XVIII, los pozos baldes, que eran perforaciones que se hacían en los enormes patios de aquellas casas para obtener agua de las napas. Cuando bajaban el balde, chirriaba el eje reseco. Chirriaba la vieja rueda. Chirriaban todos los fierros, Y al llegar el cubo al agua era un claro chapoteo. Un enérgico ruido y el cubo quedaba lleno. Y al subir todo goteando, El chirriar era un lamento. Y era claro y tintineante el copioso lagrimeo. 

El agua de pozo de balde, de menor calidad, se utilizaba para el aseo familiar y la limpieza. Fue recién a mediados del siglo XIX, como dijimos, que aparecieron los aljibes en la ciudad. Con esta agua de lluvia, se cocinaba y se bebía. 

Dicen los historiadores que los antiguos santafesinos tuvieron que trabajar mucho para conseguir una fuente de agua dulce. El agua de la laguna Setúbal era salada. Provenía, principalmente, del arroyo Saladillo. Para resolver este problema el Cabildo decidió cavar un zanjón, a pico y pala, para traer agua dulce del río Colastiné.  

Historia de la administración del agua 

Con los años, las crecidas y la erosión, el zanjón se convirtió en el riacho Santa Fe. Este canal, hasta el día de hoy, sigue abasteciendo de agua a la ciudad.  

Durante siglos fue el Cabildo quien definía el lugar apropiado para buscar agua. Esta tarea era importante porque, en el río, además, había lavanderas profesionales. Esta actividad contaminaba el río. La ropa se siguió lavando así hasta las primeras décadas del siglo XX.  

El aguatero se convirtió en un protagonista importante de la vida urbana al promediar el siglo XIX. Una huelga de aguateros podía paralizar la ciudad como ahora lo hace un paro de transporte. Los Santafesinos sufrieron un largo y traumático reclamo de sus aguateros durante 1877.  

En las últimas décadas del siglo XIX, sus carretas empiezan a recorrer la ciudad. Incluso, en 1897, la Municipalidad construye algunos tanques para centralizar el lugar en el que se proveían de agua. Con la llegada del agua de red, uno de los cambios más importantes fue la aparición del baño, como un cuarto separado. En las primeras décadas del siglo XX, los santafesinos comenzaron a soñar con baños sofisticados y llenos de artefactos. 

La pasión por el baño era comprensible. Antes de 1907, en las casas no había estructura sanitaria. El agua se conservaba en tinajas de barro. La gente usaba jarras para limpiarse y bacinillas para las deyecciones. El sistema de letrinas sólo se utilizaba en algunos lugares puntuales de la ciudad.  

Ya por aquellos años, Santa Fe contaba con unos 60 aljibes. Había uno, por ejemplo, en la casa del Brigadier Estanislao López. 

Fecha de Publicación: 12/03/2021

Compartir
Califica este artículo
5.00/5

Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

pregones Pregones… y algo más
Aguatero ¡Dale que viene el aguatero!

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Música
Tango Gardel Buenos Aires es Gardel

El Mudo fue, antes que nada, un porteño de ley. Un amor que empezó en pantalones cortos con su Bueno...

Historia
Eduardo Wilde Los descamisados, versión 1874

El descamisado no es un invento del siglo XX, ni exclusividad de un partido. Antes de mis descamisad...

Historias de gente
Santuario Libertad Santuario Libertad. “No hay un interés de beneficio, es en bien de los animales”

Cuando parecía que el mundo estaba en pausa, Yésica, Nicolás y Matías en San Luis arrancaron con el...

Tradiciones
Bandera Argentina Realidades y mitos de la Bandera Argentina

El 20 de junio se celebra el día de la enseña patria, en homenaje a su creador, Manuel Belgrano. La...

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades