clima-header

Buenos Aires - - Domingo 25 De Julio

Home Gente Nostálgicos Las torturas infantiles

Las torturas infantiles

La infancia no fue cosa sencilla tiempo atrás. Conocé las torturas por las que pasaron nuestros padres y abuelos de niños, en lo referente a la salud y a la educación.

Nostálgicos
infancia

Durante nuestra niñez experimentamos, lamentablemente, lo que podemos denominar “torturas infantiles”. Algunas relacionadas con el tratamiento de la salud y otras, del diario vivir. Era común que, ante episodios febriles, rápidamente se recomendara ingerir un purgante que podía ser muy intenso, como el “Aceite de Ricino”, de gusto asqueroso, o uno más suave como la “Limonada de Roger”, más aceptable. Uno u otro iban acompañados de estadía en cama de por lo menos, 24 horas.

 

Durante las épocas invernales, los resfríos intensos con participación pulmonar, requerían del auxilio de las cataplasmas, unas compresas de tela cubiertas con harina de mostaza caliente, que se colocaban en la parte anterior del tórax, habitualmente acompañadas de una sesión de ventosas en la espalda. Eran unos vasos de vidrio que provocaban la succión de los tejidos, a fin de lograr la “descongestión pulmonar”. Para fortalecer nuestro crecimiento, por las mañanas disfrutábamos tragar una cucharada sopera del inmundo “Aceite de hígado de bacalao”. Sencillamente inolvidable para quienes lo padecimos. Todas esas experiencias alcanzaban su punto más destacado con el tratamiento quirúrgico de “la carne crecida” como se denominaba el agrandamiento de las amígdalas. Inolvidable porque la operación duraba unos minutos que parecían horas y la realizaban sin anestesia. Esas experiencias vividas en Callao 19, sede del Cuerpo Médico Escolar, han dejado una huella muy profunda en nuestra memoria.

 

Otras torturas eran la prohibición de salir a jugar en horas de la tarde, ya que concurríamos a la escuela durante la mañana. O cuando en la escuela nos obligaban a escribir 500 veces: “No debo molestar en clase” o textos similares, como tarea para el hogar. En un grado menor, la prohibición de salir al recreo; eran 10 minutos que nos parecía una hora. Y en nuestro hogar, como consecuencia de conductas incorrectas, quedarse sin el postre o algo peor, irse a la cama sin comer, culminando con la amenaza de ser enviado a un Colegio Pupilo. Estas eran algunas de las “torturas” infantiles de las que fuimos víctimas en esa Argentina de ayer.             

Fecha de Publicación: 22/11/2020

Compartir
Califica este artículo
0/5

Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

Los inigualables remedios de las abuelas
Medicina con yuyos (esa que está de vuelta)

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Tradiciones
payador La famosa payada que dio origen al día del payador

Se celebra todos los 23 de julio; fue declarado en 1992, a partir de una célebre payada. Leé la hist...

Espectáculos
Mirtha Y Marcelo Mirtha Legrand y Marcelo Tinelli, dos estrellas en un año predestinado al olvido

La legendaria animadora confirmó oficialmente que no volverá a la pantalla chica antes de octubre, m...

Arte y Literatura
Instituto Di Tella París está muy bien pero le falta un Di Tella

Mito y gloria de la cultura argentina, el Instituto Di Tella permanece como un fenómeno social que d...

Deportes
Carlos Alberto Reutemann Carlos Alberto Reutemann: un tardío reconocimiento al mejor piloto de la Fórmula 1

La sociedad y los medios especializados nunca valoraron en su justa escala la trayectoria del fantás...

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades