clima-header

Buenos Aires - - Lunes 27 De Junio

Home Gente Nostálgicos Gath y Chaves: el shopping de los años '20

Gath y Chaves: el shopping de los años '20

La tienda Gath & Chaves fue el paseo por excelencia de los argentinos. Ocho pisos de moda y una confitería, desde donde podía disfrutarse una magnífica vista del centro porteño.

Nostálgicos
gath-y-chaves1

Ir de compras a “Gath y Chaves” era una fiesta. Alfredo Gath, inglés y Lorenzo Chaves, santiagueño, fundaron “Gath & Chaves” en 1883 para vender ropa masculina.

Ubicada en un principio en Bartolomé Mitre y Florida, la empresa creció y se instaló definitivamente en Florida y Cangallo, en el año 1914, en un edificio soberbio, construido a imitación de las Galerías Lafayette de París, con un gran hall y 8 pisos. Fue la más famosa de las tiendas argentinas que en 1922, se fusionó con “Harrod’s”.

Las ampliaciones la transformaron en “The South American Stores Gath & Chaves”. Sus locales fueron un ejemplo a tener en cuenta por la calidad del surtido de mercaderías y por el servicio al cliente, brindado por un personal numeroso, de alta profesionalidad y bien actualizado respecto de las novedades nacionales y extranjeras.

El servicio de envío a domicilio comenzó con carros y triciclos, mejorando posteriormente con el empleo de camionetas pintadas de color verde. Era comparable a las mejores tiendas inglesas. En las dos semanas de Fin de Año y el Nuevo Año, eran innumerables las visitas de los niños con su familia, para ver las decoraciones de Navidad y disfrutar la presencia de los Reyes Magos, a quienes indefectiblemente, se les llevaba una carta solicitando los juguetes.

En el octavo piso se encontraba la Confitería, desde donde podía disfrutarse una magnífica vista de la ciudad; se llegaba por ascensor conducido por un empleado uniformado. Todo el personal estaba uniformado, masculino y femenino, de acuerdo con la categoría. Eran más de 6 mil personas.

La Confitería era visitada por damas adineradas, para encuentros tradicionales, el famoso té de las 5 de la tarde, a la usanza inglesa, pero también por quienes deseaban disfrutar de un té con masas o como en mi caso, un chocolate con masas. Me llamaron la atención las escaleras mecánicas, que sólo había visto en el Mercado de Abasto y en el subterráneo de la calle Corrientes.

Visitar la tienda era un paseo esperado con ansiedad por los chicos y disfrutado por los adultos. El atractivo de las ofertas a bajo precio era el gancho para la compra de artículos más suntuosos. Un aviso promocionaba camisas blancas y cuellos finos para hombre, con puños a $ 3,40 y sin puños a $ 2,00. Pero se vendían Puños de papel, a $ 0.50 centavos la docena.

Los distintos modelos se exhibían en maniquíes con cabeza de cera y cabello natural. “Gath & Chaves” fue el emporio de la elegancia y centro de la moda, inmortalizada en la película “La vendedora de fantasías”, que Mirtha Legrand filmó en la Argentina de ayer.

Fecha de Publicación: 17/12/2019

Compartir
Califica este artículo
0/5

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Editorial
Adepa2022 Premios Adepa el Periodismo 2022. Lauros a un servicio público esencial

Hasta el 31 de julio tenés tiempo de participar en la convocatoria a colegas y estudiantes universit...

Editorial
Adolfo Prieto Adolfo Prieto. Sobre la indiferencia argentina

Continuando el rescate de pensadores argentinos esenciales, el crítico literario Adolfo Prieto en un...

Música
Tango Gardel Buenos Aires es Gardel

El Mudo fue, antes que nada, un porteño de ley. Un amor que empezó en pantalones cortos con su Bueno...

Historia
Eduardo Wilde Los descamisados, versión 1874

El descamisado no es un invento del siglo XX, ni exclusividad de un partido. Antes de mis descamisad...

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades