Ser Argentino. Todo sobre Argentina

El chocolatinero

Era un integrante del elenco que trabajaba en el cine. No se consumían bebidas ni pochoclos, eran otros tiempos...

El chocolatinero era un integrante del elenco que trabajaba en el cine, junto al boletero, el acomodador y el encargado de la proyección.

Los programas se integraban con un mínimo de tres películas, que se proyectaban en las secciones Matinee, Vermouth y Noche.

Eran épocas del uso de la contraseña para salir de la sala, a fin de comprar alguna golosina más barata, o para entregársela a algún amigo, que ingresaba al cine y veía la siguiente película sin pagar.

El chocolatinero estaba presente en la sala desde antes del comienzo de la función y en cada intervalo. Transportaba un incómodo cajón de madera, donde colocaba chocolates caros y algunos más baratos, caramelos, pastillas, maní con chocolate y helados. Recorría toda la sala, atendiendo casi todos los pedidos. El mejor momento para comprar era antes de comenzar la función, aunque durante los intervalos, también era requerido, pero con menos frecuencia. En algunos cines, alternaba sus tareas fiscalizando el ingreso a la sala en los intervalos o distribuyendo las contraseñas.

No se consumían bebidas ni pochoclos, porque no se vendían. Eran modalidades existentes en los Estados Unidos, que aún, no habían llegado al país. Cuando los programas eran más largos, como en las matines infantiles donde proyectaban alguna película completa en 12 episodios, algunos se llevaban una vianda, para consumirla en la hora de la merienda.

Eran otros tiempos en ese Buenos Aires de ayer.

Rating: 0/5.