Ser Argentino. Todo sobre Argentina

El Balero

Tenemos la capacidad de divertirnos con cosas inverosímiles, inventadas por nosotros, como lo es el balero.

Si yo les dijera: voy a hacer un juego que consiste en embocar un palito en una esfera a la que previamente le voy a hacer un agujero y ambos elementos van a estar unidos por un hilito o similar, ustedes ¿qué me dirían? Si son educados, la respuesta probable sería: “salí de acá con esa porquería”. Si no son tan educados, la respuesta sería irreproducible. Bueno, pero no. Somos argentinos, así que tenemos la capacidad de divertirnos con cosas inverosímiles, en su gran mayoría inventadas por nosotros mismos. El balero es la mejor confirmación de esta teoría.

Miren si nos divertirá que en un momento hasta hicimos del balero una competición televisiva (era el mismo programa que tenía otra competencia que consistía en cortar una manzana en mitades que pesen exactamente lo mismo pero quizás de eso hablemos otro día). En ese programa, decía, había un torneo de balero, el que embocaba ganaba (una licuadora o alguna huevada del estilo, si mal no recuerdo). Se emitía los domingos a la noche (¿en todos lados los domingos tendrán una oferta televisiva tan particular como en Argentina?) y había reunido dos costumbres netamente argentinas: el balero y competir por boludeces. Pero cómo me hubiera gustado ganar ese torneo…

Rating: 0/5.