clima-header

Buenos Aires - - Domingo 25 De Septiembre

Home Gente Nostálgicos Corten la cabeza de Geniol!

Corten la cabeza de Geniol!

Y está bien utilizada la palabra, porque la Cabeza de Geniol ha traspasado las décadas y se acerca al siglo de permanencia en la cultura popular argentina.

Nostálgicos
Publicidad-Manrupe-Corten-la-cabeza-de-Geniol

La historia es conocida. El gran afichista francoitaliano Lucien Achille Mauzan tenía que presentarles bocetos a un cliente y éste lo hacía esperar siempre. El artista, para vengarse, lo caricaturizó, inmortalizándolo en un afiche. Y está bien utilizada la palabra, porque la Cabeza de Geniol ha traspasado las décadas y se acerca al siglo de permanencia en la cultura popular argentina. El original, lo mostraba sonriente, con una maquinita de cortar el pelo, que le cortaba clavos, sacacorchos, tornillos y ganchos que tenía en la cabeza.

Algunos con el tiempo lo vieron como un masoquista, pero la interpretación es clara: sonríe porque alguien le esta aliviando de sus padecimientos. La frase del afiche no dejaba dudas: Geniol corta el dolor.

Con el correr de los años, la figura fue utilizada de muchas maneras por la agencia Exitus. Una muy ingeniosa era jugar con la palabra Dolores y personificarla en una mujer. En muchos avisos el calvo apareció sin sus clavos, eso sí, siempre sonriente. Pero algo tal vez muy recordado fueron las cabezas escultóricas que poblaron las farmacias argentinas por décadas. Incluso decoraban la parte de arriba de los camiones repartidores (una de esas cabezas gigantes está en el Museo de la Ciudad de Buenos Aires). Con el tiempo, pasarían a ser objeto coleccionable y replicado, y lucido con orgullo como estandarte por farmacéuticos por décadas.

Pero a fines de los años 60 y en un momento de modernización de la marca, la empresa (Laboratorio Suarry en ese entonces), decidió retirarlas de circulación. Cómo fue eso? Camiones pasaron por todas las farmacias recolectando las cabezas de yeso o pasta –había de distinta calidad según la época y el proveedor- en una acción émula de Farenheit 451. Dónde ponerlas? En un depósito, no había lugar. Quemarlas? No daba para tanto. La Costanera Sur, y su desprolijo relleno, antes de querer ser la Ciudad Deportiva de Boca, antes de que se formara la Reserva Ecológica, fue el escenario de la descarga. Qué pasó con esas cabezas es un misterio. Tal vez la marea, tal vez el cirujeo.

Lo que es seguro es que la figura sigue firme, riéndose del dolor físico y tal vez, de esta acción tan increíble como posible en la Argentina.

Fecha de Publicación: 19/05/2018

Compartir
Califica este artículo
0/5

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


default
Por: 29 mayo, 2018

buenisimo.. si habre tomado geniol.....jejejeje. linda pagina

Dejar comentarios


Comentarios

Deportes
Ringo Bonavena Ringo Bonavena. Hasta Hollywood no paro

La vida de Oscar “Ringo” Bonavena no tuvo media tintas en su pelea contra la vida, sin banquitos. Al...

Música
Marciano Cantero Un marciano mendocino que dejó su huella en todo el Continente

El líder de Los Enanitos Verdes, el bajista Marciano Cantero fallecido el pasado jueves 8 de septiem...

Conocimiento
Clara Nielsen Manual de Lectura Fácil. “No por beneficencia sino por justicia”

Una publicación argentina única en lengua castellana para paliar el grave déficit en la lectura de l...

Arte y Literatura
Arte de los 90 en Fortabat Arte de los 90 en Fortabat. Una mística en el desierto

“El Arte es un misterio. Los años 90 en Buenos Aires” es la exposición hasta febrero en el museo de...

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades