clima-header

Buenos Aires - - Sábado 24 De Septiembre

Home Gente Nostálgicos Como un film toda una vida...

Como un film toda una vida...

Este recuerdo nos lleva a ver nuestra vida como si fuera una película. Es una historia que nos devuelve la memoria entre el pasado y el presente.

Nostálgicos
Como un film toda una vida...

Se trata del primer autocine cordobés de la historia. Una novedad que, para su momento, revolucionó al mercado y conquistó a los amantes del cine. Pero también a los amantes empedernidos que buscaban lugar para sus citas. En tiempos de cuarentena y pandemia, el autocine vuelve a ser una tradición vigente. Es maravilloso ver cómo las modas de antes vuelven una y otra vez a refrescarnos la memoria. En este contexto, en el que comenzamos a ir en auto a los cines nuevamente, se despiertan recuerdos imborrables. Como, por ejemplo, el del Cuarto Centenario autocine. 

La historia original

En los años 1970, se introdujo en Córdoba esta nueva experiencia del cine que permitía disfrutar del séptimo arte en la butacas de los autos. El nombre que eligieron para este fenómeno marcó la historia de todos. Ubicado en el barrio Don Bosco, detrás de la parroquia, fue sede de los mejores recuerdos setentosos. La inauguración del Autocine Cuarto Centenario, así bautizado por el 400° natalicio de la ciudad, fue anunciada con gran despliegue publicitario. Llegaba a La Docta el mayor y mejor autocine de Sudamérica”, con una capacidad para 850 autos, calefacción, sonido individual y atención de bar. ¿Queré má?

El estreno se produjo el 15 de septiembre de 1973 con 007 Vivir y dejar morir, de la saga del agente James Bond. Era el boom del momento,  encarnado en esta versión por Roger Moore. Un clásico de los clásicos que, hasta el día de hoy sigue vigente. Como la tradición del autocine. Con el paso del tiempo fueron aproximadamente 750 películas las que el Cuarto Centenario nos compartió. Así, se fue convirtiendo en el preferido para las salidas en familia y para las citas de los enamorados. De lunes a viernes había doble función: deleite de todos. Los fines de semana se sumaba la versión de trasnoche. 

Dos por uno

El autocine se fue consolidando como un espacio especial en el que confluían dos amores: el arte del cine y el arte de los fierros. Los amantes de estas dos disciplinas se encontraban en el paraíso terrenal. Además, la idea de compartir con otros en el propio auto implicaba diversión asegurada.  La mística de esta propuesta es especial atraía a miles de espectadores y los hacía sentir como en casa. Hasta el día de hoy esa magia se conserva y nos llama la atención. En la década del 70, si hacía calor, se podía ir en short y ojotas… total nadie se daba cuenta. Los asientos del propio vehículo se convertían en las butacas para ver el espectáculo. El sonido llegaba por radio, a través de una frecuencia de onda corta.

Una despedida de película

Tras 187 meses de pura proyección, un 16 de abril de 1989, dejó de funcionar. Entre los motivos de esta pausa que se extendería, se argumentó la modificación del comportamiento del público y los altos costos de mantenimiento. La pantalla del autocine se despidió de su público con La Misión Final. En la Avenida Colón al 6500 se podía ver el gran playón y la pantalla, espacio testigo de cientos de autos, familias y parejas que disfrutaron de esta experiencia. Pero se convirtió en un recuerdo y nada más...

El Cuarto Centenario no fue el único que cerró. Con el paso del tiempo y el avance de la tecnología esta tradición se fue erradicando en todos lados. En los Estados Unidos, para los 70, los negocios inmobiliarios en zonas suburbanas avanzaban sobre los terrenos donde se habían instalado los predios para ver películas. Así fue como el cine sufrió una metamorfosis. Ya no había lugar para esta modalidad. Y las nuevas tecnologías contribuyeron a la extinción de estos predios. Sin embargo, todo vuelve. Nosotros somos testigos de la esperanza que trae la idea de tener nuevos predios de autocine.

En Córdoba, la esperanza vuelve de la mano del autocine de Juárez Celman y Falda del Carmen. Vamos a ver si funciona...

Fecha de Publicación: 27/09/2020

Compartir
Califica este artículo
0/5

Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

autocine Autocine, una vieja costumbre que perdura
AMBA autocine Volver al autocine

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Deportes
Ringo Bonavena Ringo Bonavena. Hasta Hollywood no paro

La vida de Oscar “Ringo” Bonavena no tuvo media tintas en su pelea contra la vida, sin banquitos. Al...

Música
Marciano Cantero Un marciano mendocino que dejó su huella en todo el Continente

El líder de Los Enanitos Verdes, el bajista Marciano Cantero fallecido el pasado jueves 8 de septiem...

Conocimiento
Clara Nielsen Manual de Lectura Fácil. “No por beneficencia sino por justicia”

Una publicación argentina única en lengua castellana para paliar el grave déficit en la lectura de l...

Arte y Literatura
Arte de los 90 en Fortabat Arte de los 90 en Fortabat. Una mística en el desierto

“El Arte es un misterio. Los años 90 en Buenos Aires” es la exposición hasta febrero en el museo de...

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades