clima-header

Buenos Aires - - Domingo 13 De Junio

Home Gente Nostálgicos Comerte un pancho y meter un triple como en Space Jam

Comerte un pancho y meter un triple como en Space Jam

¿Cómo olvidar el legado que las salchichas Paladini nos regalaron a los noventosos? Los muñecos de Space Jam.

Nostálgicos
salchichas Paladini

Se me pianta un lagrimón. Pertenecer a la generación que creció en la década de los noventa es un privilegio del que muchos nos podemos regodear. “¿Por qué tanto fanfarroneo al respecto?”, se preguntarán algunos. Qué decirles, hubo música, publicidades, creatividad y juegos para convertirnos en nostálgicos de por vida. Eso sí, como buen mundo capitalista, para acceder a ciertas cosas había que comprar, comprar y seguir comprando. Al punto de que llevarnos al supermercado representaba un suplicio para nuestros papás. Y, en un momento en particular, las salchichas Paladini se volvieron su pesadilla y nuestra meta más preciada. Es que en cada paquete venía un muñequito con un personaje de la película Space Jam.

El juego del siglo

En mi caso, me llevaban a La Peruana, una tienda local cuyas góndolas han sido recorridas por todos los paranaenses. Una vez ahí, iba directamente a la parte de las heladeras con los lácteos y embutidos. Además, por poco nutritivo que fuere, comerse un pancho era un triplazo. Así que en el ritual reuníamos básicamente dos pasiones: jugar y disfrutar de la comida chatarra. Era una época en la que las empresas generaban ganancias con merchandising que hoy vale oro para cualquier coleccionista. La estrategia siempre versaba sobre lo mismo. Tenías que consumir recurrentemente para completar la colección que estuviera de moda en aquel entonces.

Éramos chicos, a la plata la ponían nuestros viejos y nuestras mentes estaban poco desarrolladas como para incorporar una moral antisistema. Para recordar los detalles, me tomé el trabajo de googlear hasta el fondo de la cuestión. Y logré dar con el anuncio publicitario culpable de llevarnos al vicio. Era una imagen con figuras de Space Jam que decía “entrá al juego del siglo”. Ok, compro. Más abajo, una invitación indeclinable. “Pedí el estadio gratis en los comercios adheridos” y al costado Bugs Bunny con una pelota de basket. No estaban mintiendo, volvías a tu casa con la canchita debajo del brazo.

En realidad, era un pedazo de cartón desplegable, pero qué adrenalina nos producìa. Recuerdo que mi primo venía a mi casa a jugar, cada uno tiraba los muñecos que tenía recolectados y arrancaba la partida. El Pato Lucas, Coyote, Piolín, el Demonio de Tasmania e inclusive la increíble Lola Bunny. También, estaba la versión en chiquito del mismísimo Michael Jordan y otros integrantes de la camada de los Looney Tunes. Sin embargo, la colección no estaba completa sin los Monstars, el equipo de los malos.

Para los olvidadizos

Corrían los noventa y Michael Jordan ya se había convertido en una gigantesca estrella del deporte a nivel mundial. Pero con esa afirmación nos quedamos chicos. La jordanmanía escaló tan alto que se creó una cultura alrededor de él. Todo lo que promocionaba o lideraba lo convertía en algo cool y popular. En ese contexto, la cabeza de los Chicago Bulls firmó con Warner Bros para protagonizar una producción cinematográfica.

Así fue que, en 1996, se estrenó Space Jam, una película que combina acción real y dibujos animados. Inmediatamente se convirtió en furor y como para no. ¡Aparecían los Looney Tunes jugando al basket con Jordan para deleitarnos! Salieron relojes, posters, remeras, muñecos y cualquier producto que se te ocurra para lucrar con ellos. Ni lentos, ni perezosos, la megaempresa alimenticia nacional Paladini hizo un arreglo para que sus salchichas se volvieran parte. De esa forma, tuvimos la posibilidad de imaginarnos tirando al aro mientras nos comíamos alto pancho.

Fecha de Publicación: 06/10/2020

Compartir
Califica este artículo
0/5

Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

juguetes hojalata Los juguetes de hojalata Matarazzo
Luis Emilio Villar Un cordobés con Michael Jordan

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Argentinos por el mundo
El viaje de Pampa El viaje de Pampa

Belén, Roberto y Pampa, salieron a la ruta en una combi modelo 59. Te contamos su historia.

Argentinos por el mundo
Viajaros “La Tota por América”: una pareja riojana recorriendo el mundo

Acompañados por su perro caribeño, la pareja riojana sostiene que no son turistas ya que viven la ci...

Salud y Estética
Yoga Challenge - Tercera práctica ¿Te animás a la tercera clase del reto yogui?

Patrizia nos trae una clase más para que continuemos con el reto yogui, esta vez con una práctica un...

Música
Inés Estévez Inés Estévez: “No me pongo un objetivo en la música, porque ponerlo es colocarse un límite”

La talentosa actriz publicó hace unos años su álbum debut “Nude” por PopArtDiscos y en los últimos m...

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades