Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Castillos medievales diseminados por Buenos Aires

¿Alguna vez viste estas construcciones de estilo florentino en tu barrio? ¿Sabías quién y por qué las construyó?

A partir de 1912 aparecieron en la ciudad unas construcciones de estilo florentino, como pequeños castillos. La primera de ellas, de gran tamaño, se edificó en la Boca, con ladrillos rojos a la vista, ubicada en la esquina de Caffarena y Pedro de Mendoza, hoy reciclada y transformada en la sede de la Usina del Arte.

Usina del Arte

Fue la primera gran usina de la Compañía Ítalo Argentina de Electricidad, empresa de capitales suizos, encargada de alumbrar una parte de la ciudad de Buenos Aires, donde estaban ubicados los inmigrantes italianos. La necesidad de extender la provisión de electricidad motivó la construcción de edificios más pequeños, con ladrillos rojos y diseminados por diversos barrios de la ciudad (se construyeron más de 200 con estas características medievales, absolutamente diferentes de la edificación existente).

Conformaron las usinas, subusinas y estaciones de la “Ítalo”, como se la conocía. Los característicos edificios eran parecidos, con detalles arquitectónicos que variaban de uno a otro, pero siempre bien identificables. Estuvieron activos durante la vigencia de la CIAE. A partir de 1979, al fusionarse a SEGBA SA, dejaron de prestar servicios por obsoletos y fueron cedidos a la Municipalidad, transformándose en una curiosidad edilicia del Buenos Aires de ayer.  

Rating: 0/5.