Buenos Aires - - Lunes 30 De Noviembre

Home Gente Nostálgicos Así daba gusto festejar el año nuevo

Así daba gusto festejar el año nuevo

Buenos augurios para el año que llegaba: los festejos en ese Buenos Aires que se fue.

Nostálgicos

La llegada del Año Nuevo motivaba el encuentro con familiares y amigos. Con publicidad inusual, las radios, revistas y diarios centralizaban su información en la llegada del nuevo año. Las historietas mostraban a un anciano de barba, el Año Viejo, que sostenía con nostalgia a un bebé, el Año Nuevo. Ese día era regido por la euforia y los buenos deseos para con los vecinos, amigos y familiares.

Se preparaban unas comilonas descomunales, con alimentos cocinados desde temprano, o lechones cocinados en el horno de la panadería más cercana, a lo que se sumaba lo que aportaban los invitados. Las bebidas eran sidra, champagne o cerveza para los adultos y Naranja Crush, Bidú o Naranja Bilz para los pibes. Se agregaba el clásico pan dulce, variedades de fruta seca y las peladillas, unas almendras confitadas.

La cena comenzaba más tarde que lo habitual, de tal modo que la hora del brindis coincidiera aproximadamente con la medianoche. Todos ponían lo mejor de sí, para que transcurriera en un marco de alegría. Las buenas intenciones y deseos abundaban, como si de un día para otro pudieran experimentarse cambios trascendentes por el simple hecho de vivir una noche distinta.

El teléfono de línea, el único existente, estaba siempre ocupado por quienes saludaban a amigos y parientes o recibían llamadas similares. Se sintonizaba la radio para brindar a la hora exacta la llegada del nuevo año. Una constante era el estallido de cohetes en todas sus variedades: rompe portones, cañitas, buscapié, cohete fósforo, ametralladoras, y a veces, una lluvia de fuegos artificiales. Siempre se observaban globos de papel con el aspecto de pálidos faroles voladores, que se elevaban gracias al calor de una vela encendida en su interior, cuya caída causaba más de un incendio.

Buenos augurios para el año que llegaba, con optimismo y alegría, eran el corolario de los festejos en ese Buenos Aires que se fue.

Fecha de Publicación: 07/01/2019

Compartir
Califica este artículo
0/5

Temas

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Tradiciones
mate-amargo ¿Te gusta el mate amargo?

Te enseñamos cómo curar el recipiente para que disfrutes de los amargos más ricos.

Tradiciones
Cómo curar un mate dulce Cómo curar un mate dulce

Si el mate amargo no es lo tuyo, te contamos cómo curar el recipiente para tomar mates dulces y espu...

Historia
Teatro argentino Teatro Argentino: una pasión nacional y popular

Los duendes del teatro argentino nacieron entre esclavos y criollos, aprendices de los españoles. Vi...

Lo peor de nosotros
playa contaminación ¿Tanto cuesta dejar limpia la playa?

Luego de un fin de semana, queda claro que no todos entienden que, al irse de la playa, hay que llev...

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades