Skip to main content

¿Quién tomó aceite de Castor?

Así se conocía al Aceite de Ricino, un purgante muy popular.
Nostálgicos y Apasionados
21 marzo, 2019

Aceite de Castor era el nombre con el que conocíamos al Aceite de Ricino, un purgante muy popular. En épocas en las que no existían los antibióticos, el uso de purgantes era un procedimiento frecuente ante las infecciones leves: una purga y reposo en cama uno o dos días.

Además, al finalizar el invierno la ingestión de Aceite de Ricino era la norma “para depurar el organismo de las impurezas acumuladas en la sangre”. Se consideraba que, independientemente de un episodio febril, el purgante debía tomarse un par de veces al año. Esta constante venía de arrastre de cuando purgantes y sangrías eran los medios terapéuticos para todo.

Beber una o dos cucharadas soperas de Aceite de Ricino no era fácil. El desagradable gusto del aceite provocaba el rechazo espontáneo, hecho que obligaba a la búsqueda de cualquier método o maniobra que facilitara su deglución.

Con el advenimiento de los antibióticos los purgantes perdieron vigencia y pasaron a integrar el instrumental médico de ese Buenos Aires de ayer.

Soy Odontólogo, Médico Oncólogo y Periodista Médico.

Fui Presidente del Primer Congreso Internacional de Periodismo Médico. Actualmente integro la CD de SAPEM (Sociedad Argentina de Periodismo Médico) con sede en la Asociación Médica Argentina.

Enamorado de la ciudad de Buenos Aires, registré en el Blog “El Buenos Aires que se fue”, personajes, viñetas y hechos ocurridos en la primera mitad del Siglo XX. Trabajé en Radio Nacional en la producción y conducción de los programas “Salud, Periodismo en Acción” y “De todo un poco y de aquello, también”. En 97.9 Cultura: “Salud, Periodismo en Acción”, “Música, Recuerdos y Algo Más” y “Tango y Cultura Porteña”. Este último nominado al premio “Faro de Oro”, como mejor programa cultural.

Sin votos.
Espere por favor...

Comentarios

También te puede interesar