Skip to main content

Los mensajeros

Se pierde en el tiempo la imagen del joven mensajero que llevó los recados en ese Buenos Aires de ayer.
Nostálgicos y Apasionados
el joven mensajero que llevó los recados en ese Buenos Aires de ayer.
05 diciembre, 2019

Las “Agencias de Mensajería” aparecieron en Buenos Aires en la primera década del Siglo XX. La mayoría estaban ubicadas en la zona del micro centro, tales como “Mensajeros El Bonaerense”, en la calle Florida; “Mensajeros El Rayo”, en la calle Corrientes; “Mensajeros Argentinos”, en la calle Victoria (Hipólito Irigoyen).

Estuvieron vigentes hasta la década del 40. Los mensajeros usaban un uniforme gris y cubrían su cabeza con una gorra en la que se identificaba la agencia a la cual pertenecían. Eran todos menores de 16 años que cobraban un sueldo miserable. Adosada al cinturón llevaban una cartera sobre de cuero, en la cual colocaban los mensajes, cartas o telegramas. 

Hasta 8 cuadras cobraban 20 centavos con tranvía incluido; hasta 30 cuadras con tranvía incluido, 60 centavos. Si el mensajero debía esperar la respuesta y llevarla al remitente, la tarifa se incrementaba en 10 centavos. El empleo de bicicletas, agilizó sus desplazamientos.

El comercio y las empresas utilizaban a los mensajeros para distribuir sus cartas, facturas y almanaques. Las familias porteñas recurrían a las mensajerías para enviar cartas, regalos de casamiento, invitaciones, etc.

El 28 de diciembre, día de los Santos Inocentes, era el preferido para los bromistas porteños. Utilizaban a los mensajeros para enviar a familiares y amigos toda clase de chascos. Ese día era muy especial para esta actividad ya que llovían los reclamos para localizar al gracioso y devolverle la atención.

No votes yet.
Por favor espere.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

X