Buenos Aires - - Viernes 10 De Julio

Home Gente Maté a mi pareja y lo metí en el ropero

Maté a mi pareja y lo metí en el ropero

Por suerte, estoy convencido de que estas cosas se van a terminar. Lo veo venir. Ojalá que no escuchemos más un "Maté a mi pareja..."

Lo peor de nosotros
Maté-a-mi-pareja-y-lo-metí-en-el-ropero

“Maté a mi pareja y lo metí en un ropero. Lo hice porque abusó de mi hijo.” Una mujer de 40 años, hace unos días, en Lomas de Zamora, hizo esta declaración en la comisaría correspondiente de la policía bonaerense. Además, agregó que lo mató a mazazos y después lo cubrió con cemento. Terrible, ¿no? Hace días que vengo pensando en algo y haber encontrado esta noticia me ayudó para poder poner en palabras lo que estaba razonando (a veces no es tan fácil, uno sabe que tiene una idea entre manos, pero sin que el lenguaje opere, se nos queda ahí trabada, ininteligible, casi como si no existiera).

¿A qué me refiero con ese “algo”? Muy simple: ¿estos casos son cada vez más frecuentes o son iguales de frecuentes que antes pero ahora se los visibiliza más? ¿Hay más violaciones a menores ahora o simplemente nos enteramos de las que hay cuando antes no eran ni noticia ni tema de agenda política? Y, por otro lado, esta señora, madre de un pibe de 13 años que ahora está condenado a pasar el resto de su adolescencia (y vaya a saber cuánto tiempo más) lejos de ella, ¿habría tenido el coraje para hacer lo que hizo antes del “ni una menos”? ¿Se logró algún grado de empoderamiento? ¿Sirve masacrar a mazazos al abusador o termina siendo funcional al patriarcado que nos oprime (seamos mujeres o varones, claro).

Todavía me cuesta llegar a conclusiones al respecto. Hay gente que es capaz de razonar y definirse en el ojo de la tormenta, cuando las cosas están pasando (esos son los pensadores que realmente suman). Hay otros, como yo, que necesitan tiempo y tranquilidad, que el sedimento decante al fondo para poder ver a través del agua de la realidad cuando se hace un poco más clara.

La rabia me impide pensar con lucidez. Solo tengo la imagen de una mujer empujada a hacer algo de lo que seguramente se va a arrepentir el resto de su vida y de un pibe que primero sufrió el abuso de su padrastro para luego, por el mismo motivo, sufrir la pérdida de su madre (y el manoseo judicial, la cámara gesell, la cita a declaratoria, etc.). Por suerte, creo que va a cambiar. Está cambiando. Lo veo venir.

Fecha de Publicación: 04/03/2019

Compartir
Califica este artículo
0/5

Temas

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Arte y Literatura
Poeta El artista maldito

Romilio Ribero fue el "artista maldito" que dejó marcas en la historia de Capilla del Monte. Este po...

Santa Fe
El día que Belgrano estuvo en Santo Tomé

De camino a una misión a Paraguay, nuestro prócer Manuel Belgrano pasó por la pequeña localidad sant...

Gastronomía
búfalo ¡Guarda con el búfalo correntino!

El asado de carne de búfalo es una tradición en Corrientes. La tendencia llegó a Entre Ríos y viene...

Arte y Literatura
José Muñoz dibujante La mano negra de la historieta internacional

José Muñoz, el dibujante argentino que trascendió fronteras.

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades