Ser Argentino. Todo sobre Argentina

“Christian, mirá lo que hago por vos”

A algunos, violar la cuarentena obligatoria les resulta algo gracioso. Como a esta mujer que se metió en un baúl para pasar los controles policiales.

¿A cuántos que se creen vivos por violar la cuarentena obligatoria están viendo en estos tiempos por las calles? Desde el que sale a comprar todos los días, porque está permitido y nadie te dice cuántas veces por semana podés salir a buscar víveres, hasta el que pasea el perro tranquilamente, tomándose todo el tiempo del mundo. O la que se escapa a ver a Christian. Con el egoísmo, con el “si lo hago yo solo no pasa nada”, nos olvidamos de que, si todos tomamos la misma postura, la cuarentena obligatoria deja de tener sentido y el riesgo que eso puede acarrear es muy alto.

En lo que de la cuarentena la policía ya notificó y controló a más de un millón de personas, pero eso no es todo, de ese millón por lo menos a 34 mil se les labraron infracciones por romper la cuarentena. Las excusas son variadas desde cuestiones religiosas, hasta asados impostergables. Los infractores en algunos casos ni siquiera se gastan en justificar qué es lo que hacen circulando por la vía pública cuando no es necesario. 

Hace unos días, una mujer se escondió en el baúl de un taxi para tener una cita. Y no solo eso: lo publicó en sus redes sociales. "Chicos, me metí en el baúl, pasamos varios controles más, pero como me metí acá no me vieron. Christian, mirá lo que hago por vos", bromeó en el video que filmó desde dentro del baúl. Le pareció gracioso, divertido, se habrá creído más piola que todos los demás, que se quedan en sus casas.

A ver quién es más viva

Pero la avivada no le salió bien. El video que compartió en sus redes se hizo viral. A algunos les pareció un chiste, otros usuarios la denunciaron y la Justicia la comenzó a buscar, y la encontraron. El fiscal Maximiliano Vence le imputó la violación del decreto de necesidad y urgencia (DNU) con el que el presidente Alberto Fernández dispuso la cuarentena obligatoria desde el 20 de marzo. A su vez, el fiscal general de la Ciudad, Juan Bautista Mahiques, comunicó que "en caso de volver a ser encontrada en infracción, podrá pedir su detención inmediata".

Agustina, seudónimo que utiliza la chica en las redes sociales, no se hizo responsable de lo que había hecho. En un segundo video que compartió en sus redes se quejaba de que la habían notificado en su casa de la infracción y afirmó “ Vino un gil de la Policía, me hicieron firmar un papel que decía que si yo violaba otra vez la cuarentena iba a ir detenida. Eso fue todo lo que pasó”. 

Si piensan que este fue un hecho aislado, no lo es, lamentablemente se suma a otros como el de un hincha de Huracán que salió a comprar una cerveza y aprovechó para quedarse pintando un escudo de su club en una pared. Cuando la Policía lo abordó les dijo que como se había peleado con unos hinchas de San Lorenzo recientemente, decidió dejarles pintado un escudo para molestarlos porque “son las pasiones que uno tiene”. A este muchacho también se le labró una infracción. 

Además de estos casos hay otros como el de una mujer en Cordoba que fue notificada por violar la cuarentena para practicar equitación y presentó un permiso de excepción de actividad agropecuaria. La mujer, socia del club hípico que funcionaba dentro del country, quiso convencer a los efectivos de que no se trataba de una actividad deportiva sino de producción agropecuaria. Obviamente no dieron lugar a sus excusas y la multaron de todas formas. 

Qué bueno sería que, por esta vez, nos tomáramos las cosas en serio y dejáramos de creernos vivos por no seguir las normas. Esta vez, el sálvese quien pueda no sirve. Esta vez, salimos entre todos.

Rating: 0/5.