Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Uno de los militares más buscados del país

Se trata de un militar acusado en Mendoza por delitos de lesa humanidad. Había una recompensa de 500 mil pesos. La quiniela, su perdición.

Guillermo Campanille es un hombre de 66 años que supo ser miembro de la Fuerza Aérea Argentina. Sobre él, desde el 9 de mayo de 2014, pesaba una orden de detención nacional e internacional por delitos de lesa humanidad. Esta orden fue emanada de un juzgado federal de Mendoza. Y el militar fue detenido en el Centro de la ciudad de Córdoba.

La investigación que permitió su captura fue llevada adelante por agentes de la Delegación Córdoba de la Policía Federal Argentina, a quienes les llevó muchas semanas perseguir su rastro. El dato clave fue uno que lo ubicaba en la zona de barrio General Paz, según apuntaron fuentes de esa fuerza. ¿Cómo lo habían localizado? Solía ir de manera casi diaria a una quiniela para apostar.

Campanille había nacido en Córdoba, pero buena parte de su carrera militar la desarrolló en Mendoza. Sin embargo, en un principio la búsqueda no logró dar con él, por lo que fue necesario profundizar las intervenciones telefónicas.

Fue entonces que, entre los llamados a una hermana que vive en Mendoza, llegó el dato que los investigadores querían escuchar. Un día se iba a reunir en la Galería Planeta, de calle General Paz al 250, centro de la ciudad de Córdoba. La reunión era con una mujer a la que le estaba por encargar el arreglo de una ropa.

La odisea

De manera disimulada se dispuso que varios policías de civil se quedaran en las inmediaciones. Hasta que, cerca del mediodía, vieron ingresar a un hombre que respondía a las características físicas de Campanille. Los agentes se le abalanzaron y el militar se supo perdido: no se resistió.

Lo subieron a un patrullero y lo trasladaron a la base de la Policía Federal en Córdoba. Desde allí, se comunicaron con el Juzgado Federal N° 1 de Mendoza –en su momento a cargo de Walter Ricardo Bento– para que iniciara los trámites de rigor. Y así lograr trasladarlo cuanto antes a la provincia de Cuyo. Hasta ser detenido, Campanille figuraba entre los prófugos más buscados del país. Aparecía en el sitio Buscar, programa que depende del Ministerio de Seguridad de la Nación. Se ofrecía una recompensa de 500 mil pesos por cualquier dato que sirviera para dar con él. Desde esa área se brindaron los primeros datos que terminaron por ser clave para reorientar la búsqueda y atraparlo en Córdoba. Y, así, poder enviar al militar a Mendoza, donde sería juzgado como corresponde.

FUENTE: La Voz


Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

Carmona, el caso que hizo temblar a Córdoba
"La garza": el temible asaltante que se convirtió en cobrador
Rating: 0/5.