Ser Argentino. Todo sobre Argentina

​​​​​​​Una mamá que entregó a su hijo

Esta nota no es sobre un dicho popular argentino. En Rosario, literalmente, una mujer entregó a su hijo a la policía por robarse un televisor.

La delincuencia, en la juventud marginal argentina, es un flagelo de nunca acabar. Yo personalmente me canso de leer malas noticias. Robos, violaciones, asesinatos y un denominador común: jóvenes sin oportunidades que caen en las drogas y la delincuencia.

En este desolador panorama, Rosario es una de las capitales argentinas del crimen. Algunas de las principales organizaciones delictivas tienen o tuvieron su cuna y escenario de acción en la principal ciudad santafesina. Son constantes las noticias asociadas a grandes o pequeños crímenes en distintos puntos de la urbe. Pero, por supuesto, los barrios más humildes son los que más sufren. En esta historia, una pobre señora entregó a su hijo a la policía.

Una de tantas novedades policiales tuvo, hace poco, ciertas notas coloridas por una particularidad del caso. En la zona sudoeste rosarina, una mandó en cana a su propio hijo, porque lo vio entrar a casa con un televisor.

“¿De dónde sacaste eso?”, se escuchó. Y, al no obtener respuesta, deinmediato llamado al 911. Eran como las 4 de la mañana en la esquina de Provincias Unidas y bulevar Seguí.

 El pibe trató de tomarse el palo, no sin antes manotear una faca. Lo agarraron a los pocos minutos. Al calabozo.

Humanamente, cuesta creer que una madre entregó a su hijo. Pero hay que estar en la piel de una mujer cansada de ver los caminos errados del que fuera su niño. Aun sabiendo que las cárceles argentinas no corrigen, la señora fue consciente de que la sociedad no merece sufrir a otro ladrón en las calles.

Historias de mamás delatoras

Mujeres que sufren con los derroteros delictivos de sus hijos hay, lamentablemente, miles en Argentina. Lo curioso son también los casos en que deciden entregarlos a la Justicia.

Hace solo un par de meses, en Roldán, muy cerquita de Rosario, pasó algo similar.

Cansada de los robos y de su consumo de drogas, una madre entregó a su hijo de 27 años a la policía. A Santiago se lo relacionaba con cinco robos en catorce días.

Su propia madre les dijo a los oficiales de policía que se lo lleven y que estaba preocupada por el consumo de drogas que tiene el joven.

Un año atrás, en las mismas tierras de Messi, un joven de 21 años asesinó a un jubilado. Lo descubrieron intentando vender las pertenencias. "Se cree impune", dijo su propia madre, cuando lo entregó.

En 2017, otra triste historia, también en Rosario. Un joven con problemas de adicciones atacó a su hermano y amenazó con quitarse la vida. La madre lo dio a la policía y se constató que tenía pedido de captura. La mujer llamó al 911, luego de que uno de sus hijos se presentara violentamente en la vivienda de la familia de Dean Funes al 7000.

Tras ingresar al domicilio, el joven agredió físicamente a su hermano y, al enterarse de que la policía estaba en camino, intentó fugarse por la puerta trasera. Sin embargo, los agentes lograron retenerlo y lo detuvieron. Contaba con pedido de captura.

Otra pequeña localidad, cercana a la principal de la provincia, se llama Pérez. Allí, en el denominado Barrio Jardín, el caso implicaba a un agresor de 17 años y una víctima 21.

El primero apuñaló al segundo. Y su mamá tomó una de las decisiones más difíciles de su vida: entregó a su hijo a la policía.

Rating: 3.50/5.