clima-header

Buenos Aires - - Viernes 22 De Enero

Home Gente Lo peor de nosotros Una jornada lamentable

Una jornada lamentable

Lo que pasó en la Cámara de Senadores es un arquetipo de la truchada argentina

Lo peor de nosotros
senado

Con el editor de Ser Argentino, a quien aprovecho para agradecerle la convocatoria para escribir estas notas que tanto placer me dan, de manera interna llamamos “truchadas” a una sección de las que me toca llevar adelante. Básicamente se trata de detectar esas costumbres lamentables que a veces tenemos los argentinos, y que algunos enarbolan como la bandera de la “viveza”: ese ventajismo que a veces demostramos, ese vender gato por liebre que tanto mal nos ha hecho. En efecto, la palabra “trucho” ya lo dice todo, ningún otro país de habla hispana la usa y cuando tuve que explicar su significado me costó bastante. 

Creo que lo que pasó en la Cámara de Senadores es un ejemplo casi arquetípico de este tipo de actitudes. No me voy a referir al resultado de la votación (aunque sí doy mi postura porque creo que es un momento en el que la tibieza ya no tiene lugar: estoy a favor de la interrupción voluntaria del embarazo, legal hace 40 años en la mayoría de los países “avanzados” con los que nos gusta compararnos); decía, no me voy a referir al resultado sino al modo en el que se llevó a cabo el debate. 

Por motivos laborales tuve el honor de participar de varias de las reuniones de comisión en las que especialistas de diversos ámbitos (básicamente jurídicos y sanitarios) tuvieron la posibilidad de dar pequeñas ponencias en las que expusieron evidencia científica, datos estadísticos y jurisprudencia internacional. Se supone que estas reuniones sirven para que los senadores (encargados de legislar por el bien común) tengan la mayor cantidad de información disponible a la hora de votar. 

La mayoría de los argumentos (sanitarios, económicos y legales) que dieron algunos de los senadores que decidieron que sigamos teniendo una ley de 1921, en su momento fueron rebatidos por estos especialistas.Al momento de argumentar su voto negativo, estos mismos senadores los dieron como si la opinión de los expertos no hubiera existido. Es decir, decidieron no usar la información que estaba a su alcance en aras de sostener una posición cuya razón de ser es, en la mayoría de los casos, dogmática. 

Nada muy diferente a lo que pasó antes en la Cámara de diputados, donde se escucharon algunas disertaciones que parecían sacadas de una ficción. Como aquella que (tomando de referencia fuentes muy dudosas) hablaba largo y tendido sobre el tráfico de fetos llevado adelante en las clínicas de los paises donde es legal el aborto. No faltaron comparaciones zoológicas lamentables donde se ponía a una perra preñada a la misma altura que una mujer embarazada y alegaban que en el reino animal se tiene más conciencia de los derechos del feto. Hubo diputados que hasta se atrevieron a decir que si la sanción de la ley avanzaba iban a pedir la creación de un cementerio de fetos para que los inocentes descansaran en paz.  

Pero volviendo al senado, algunos, hay que decirlo, dieron argumentos muy alineados con el rol que cumplen y la responsabilidad que conlleva su rol. Muchos se preocuparon por informarse a fondo sobre el tema, escucharon a los doctores que expusieron sus ponencias en las reuniones de comisión, se empaparon en la problematica de los abortos clandestinos.

Estos senadores pusieron en evidencia que los otros, los que pusieron su voto en contra, en la mayoría de los casos presentaron argumentos que rayaban la ignorancia. Los discursos en contra del aborto cubrieron un amplio espectro que iba desde presuntas incostitucionalidades y violaciones a tratados nacionales (que fueron desmentidas y analizadas por expertos en leyes), hasta argumentos religiosos o peroratas sin sustento sobre “qué sería de nosotros si hubieran decidido abortarnos”. 

Quizás estoy dispuesto a aceptar la ignorancia en los senadores, pero no la decisión de desoír adrede a los especialistas. Porque eso, estimado lector, es una truchada.

 

Fecha de Publicación: 17/08/2018

Compartir
Califica este artículo
0/5

Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

Aborto: legal o ilegal? Aborto: legal o ilegal?
Aborto legal Aborto legal: Córdoba siempre en contra

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


2021/01/1609881364Captura de Pantalla 2020-06-19 a la(s) 19.43.41.png
Por: Marcos A Sánchez 19 agosto, 2018

Genial la nota... lamentablemente!

2020/06/Hipolito-Azema-Nacho-Damiano.jpg
Por: Hipolito Azema 30 agosto, 2018

Gracias, estimado anónimo.

Dejar comentarios


Comentarios

Empresas y Negocios
planta renault Más de medio siglo en Córdoba

Te contamos la historia de una de las plantas de automóviles más famosas a nivel mundial, que se ins...

Argentinos por el mundo
clandestino lab La segunda parte de Nahue Clandestino y su proyecto de reciclaje

Seguí conociendo al neuquino que deja su impronta desde Centroamérica.

Tradiciones
Villa General Belgrano (Córdoba) - Javi Circo - Somos Camino Villa General Belgrano: Capital Nacional de la Cerveza y de la Fiesta

En este nuevo capítulo de Somos Camino, acompañanos a recorrer Villa General Belgrano junto a Javi C...

Lo peor de nosotros
Diques Mendoza En los diques, ¡no te podés bañar!

Muchos mendocinos no lo entienden, y se refrescan en diques. Así, cada temporada tenemos que sumar n...

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades