Skip to main content

Una guerra de botellazos asustó a los diablos del carnaval

Mientras los diablos bajaban, como parte anuncio de la llegada del carnaval, una guerra de botellazos se desató en Jujuy.
Lo peor de nosotros
guerra-de-botellas
| 17 febrero, 2020 |

La impunidad, o la sensación de impunidad, se potencia en sociedad. Así lo demostró la guerra de botellazos en Ciudad Cultural. La impunidad sucede ante cada hecho de violencia o delincuencia delante de otro sujeto que, por seguridad o para evitar problemas, no hace nada. Un reclamo ante otro individuo o una institución representa un problema que puede terminar peor para las víctimas. Es necesario aclarar que esa inacción nace de una inacción de las instituciones que nos protegen, o deberían.

Un hecho violento y sin culpables ha sucedido en la fiesta precarnaval de “La bajada de los diablos”. Parece una moda viral, ya que ha sucedido en otros lugares, donde hay grandes acumulaciones de personas. De forma espontánea se arroja un botellazo en cualquier dirección y eso desata una respuesta igual, lo que contagia a otros a realizar la misma acción. Esto termina en una guerra de botellazos, con los peligros y consecuencias que eso conlleva.

Esta nueva modalidad de “diversión” que padecieron muchos jujeños habla de los valores que tiene la sociedad. Valores establecidos por las instituciones que nos forman y regulan, algo que es más preocupante.

El carnaval es una actividad cultural muy importante para los jujeños, y que esto suceda ahí ha preocupado a su sociedad. Una publicación que se hizo viral plantea una “denuncia virtual” de los sucedido. Claramente eso no tiene ningún valor legal, pero si fue un disparador para una discusión.

La denuncia virtual y el apoyo viral

“A ver, pendejos, si se contienen” es la premisa publicada en el grupo “Alguien sabe, yo sé! Jujuy – Oficial”. La publicación rápidamente empezó a tomar fuerza con los comentarios. El planteo más duro pone en duda la capacidad de la sociedad jujeña para desarrollar su propio carnaval. Algo preocupante ya que en la guerra de botellazos quedó expuesta la violencia como un incentivo de diversión.

Este hecho opacó la visita de los Diablos Alegres de Uquía a la Ciudad Cultural para la promoción del evento mayor. Es necesario garantizar la seguridad en estos eventos. El carnaval es vital en la cultura jujeña, es una fiesta popular para la provincia. Además de ser uno de sus atractivos turísticos más convocantes.

La publicación y las respuestas en las redes sociales no representan absolutamente nada. Internet siempre fue un espacio de denuncias y acusaciones de forma anónima y sin pruebas. Pero tal vez la viralización del mensaje preocupante sí pueda movilizar algo en la sociedad. Sobre todo en las instituciones que organizan el evento y regulan a la comunidad. Tal vez realizando controles para desalentar esta ridícula, pero criminal, práctica de la guerra de botellazos.

Sin votos aún
Por favor espere.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

X