Buenos Aires - - Jueves 24 De Septiembre

Home Gente Lo peor de nosotros Un egresado del patriarcado

Un egresado del patriarcado

El análisis sobre el episodio del egresado cordobés que celebró su recibida disfrazándose de víctima de femicidio. Solo la punta del iceberg.

Lo peor de nosotros
egresado-cordobés-que-celebró-su-recibida-disfrazándose-de-víctima-de-femicidio.

La foto de un estudiante de la Universidad Siglo 21 celebrando su graduación se hizo viral. Representando una mujer asesinada, estaba envuelto con papel film y con una soga al cuello. Se trata de Tomás Vidal, egresado de la Universidad privada. Sostenía un cartel usando el lenguaje inclusivo para nombrar su titulación “Licenciade”, y arriba decía: “La culpa no era mía”.  En el cuello, llevaba el pañuelo verde. La foto se completa con sus compañeros del club de rugby y de la universidad, quienes sostienen y propician, con cada elemento significativo que llevaron. Este ritual ridiculiza la lucha feminista, pero, sobre todo, celebra los femicidios. Celebra los transfemicidios, las muertes por aborto clandestinos, las violaciones, los abusos y las complicidades patriarcales, en tiempos de la marea verde.

El repudio masivo movilizó a que la Universidad se manifieste, implementando una sanción institucional. La sanción: el graduado deberá rehacer su tesis y cursar una materia sobre género en la institución. El club de rugby al que pertenece expresó su repudio en un comunicado. Un fiscal comenzó una evaluación para analizar si puede incurrir en contravención del Código de Convivencia. Las complicidades y el apoyo, la minimización o naturalización de lo sucedido también son virales.

No solo una foto

Nos golpea enterarnos de que hay nuevas mujeres asesinadas, golpeadas, violadas, en una cadena de violencias cotidianas y permanentes. Las cifras de femicidios y transfemicidios no disminuye. Las denuncias por abusos sexuales no disminuyen, como tampoco la impunidad patriarcal. Las violencias hacia las mujeres e identidades feminizadas está en las casas, en las calles, en los espacios de trabajo, en los vínculos, en las instituciones, en los espacios educativos.

¿Cómo resistir esta foto que celebra nuestros asesinatos? ¿Cómo alojar algún sentido sobre el uso descalificador de nuestros símbolos de lucha como feministas y disidencias? ¿Entender que estas masculinidades aún se burlan, ridiculizan y festejan los femicidios, transfemicidios y las violaciones? ¿Cómo pensar algún nexo posible entre celebrar una graduación de un egresado con matar y violar? 

Históricamente, la burla y el chiste han sido una eficaz manera de reproducir las opresiones y desigualdades de género. Configurando espacios, realidades, miradas, palabras y actos para sostener esta sociedad machista.

En México, un grupo de futbolistas parodiaron “Un violador en tu camino” en los vestuarios, luego de un partido. En las redes sociales, circularon expresiones celebratorias de las burlas a la performance de las chilenas Las Tesis. Comentarios que sostienen la idea de que las feministas se quedarán solas con este tipo de mensajes o que portamos una bandera de la exageración.

¿Quiénes celebran en las redes y en la vida esos comentarios? ¿Quiénes megustearon las fotos de este joven? ¿Qué pactos fraternos aún sostienen estas expresiones? Y no hablamos solo del estudiante egresado. Sería una lectura parcial solo quedarnos en esa individualidad del egresado que es un síntoma, la punta de un hilo que nos alienta a ampliar y complejizar la mirada.

La punta del Iceberg

Es un entorno que gestó la idea, que pensó cada uno de los elementos para llevar, que exploró la ridiculización de cada uno de los símbolos. Son las personas que no dijeron nada, que sostuvieron el “chiste”, que aplaudieron, que rieron, que se quedaron calladas. ¿Qué se quiere mostrar con ese mensaje que engarza una cadena de expresiones odiantes y descalificadoras?

Es una y muchas instituciones que no priorizan la aplicación de políticas de género en sus contenidos curriculares y códigos de convivencia. Aún hoy, la perspectiva de género es parcial y voluntarista en muchos espacios educativos. ¿Qué educación estamos promoviendo y qué sociedad abonamos con ella? ¿Qué se torna urgente en las instituciones educativas, para advertir y trabajar sobre estas expresiones machistas? ¿Cómo puede una institución generar una transformación de base y no descansar en el gesto aleccionador de un estudiante aislado? ¿Cuánto pueden las escuelas y las universidades promover pistas de corrida de esos mandatos de masculinidad?

 Deuda pendiente

La Educación Sexual Integral en todos los espacios educativos. Las políticas de género transversales, los protocolos de actuación contra las violencias de género. Presupuestos concretos y el efectivo cumplimiento de la Ley Micaela. Todas estas medidas son una deuda pendiente que las instituciones tienen con la sociedad.

¿Y ahora? ¿Qué hacemos con los debates que suscitó este episodio, cuando deje de ser noticia? ¿Qué hacemos luego de las condenas sociales e institucionales? ¿Cómo nos corremos de la individualidad de este estudiante, de este hecho que enuncia expresiones odiantes, para tomar real dimensión de lo que hay de fondo?

FUENTE: La Tinta


Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

Elena MoncadaSobrevivir al infierno
Ni-una-menosNi una menos: tres casos en Capilla

Fecha de Publicación: 23/12/2019

Compartir
Califica este artículo
0/5

Temas

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Espectáculos
Celeste Muriega Celeste Muriega, una entrevistada de lujo

La conductora charló con Serargentino.com. Habló de gustos, pasiones y su presente en Miami, luego d...

Tradiciones
mujeres en feria de artesanos ¿Vamos a la feria?

De verduras, de artesanías, de antigüedades. Ir a la feria es una rutina necesaria en Santa Fe, adem...

Historia
Batalla de Tucumán Recordando la batalla de Tucumán

Te contamos la impresionante batalla liderada por Belgrano en San Miguel de Tucumán.

Argentinos por el mundo
 Tec, El mural mais grande do mundo

Te contamos la historia de un artista cordobés que pintó uno de los murales más grandes de São Paulo...

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades