clima-header

Buenos Aires - - Martes 22 De Junio

Home Gente Lo peor de nosotros ¿Turismo morboso o respetuoso recuerdo?

¿Turismo morboso o respetuoso recuerdo?

Luego del fallecimiento de nueve personas, los turistas buscaban el lugar donde ocurrió para sacarse fotos.

Lo peor de nosotros
Villa Dique Florentino Ameghino

El 19 de septiembre de 2002 fue una fecha terrible para la historia de la Villa Dique Florentino Ameghino, ubicada en Chubut, a poco más de 120 kilómetros de Trelew. Ese día, la localidad se convirtió en noticia nacional por lo que en la provincia se conoció como "la tragedia del Dique".

Un contingente de la escuela 39 de la localidad de Libertad, partido de Merlo en la provincia de Buenos Aires, llegó hasta la provincia del Chubut en el marco de un viaje de estudios del que participaron alumnos de quinto y séptimo grado, seis profesores y la directora del establecimiento. 

Allí realizaron un recorrido por la zona, visitaron Trelew, Rawson, donde se sacaron una fotografía con el entonces gobernador, José Luis Lizurume. Se alojaron en Gaiman,y modificaron su itinerario para realizar un paseo por el pintoresco pueblo rodeado por formaciones rocosas y la represa hidroeléctrica sobre el Río Chubut, comúnmente llamada “el Dique” por los pobladores de la zona.

La villa está atravesada por el río. En una de las dos orillas está el camping municipal, al que, además del acceso de vehículos, se podía ingresar por una pasarela de madera a la que se recomendaba que no subieran más de 3 personas, dado que un mayor peso haría colapsar la estructura.

Sin embargo, incentivados por algunos de los adultos "responsables" del grupo, al puente colgante subió la mayoría de los niños para sacarse una fotografía, y pasó lo peor.

La pasarela cedió y alumnos y profesores cayeron a las frías aguas del Río Chubut, donde fallecieron nueve personas. 8 de ellos eran estudiantes (Esteban Bernacchia, Matías Béliz, Daiana Ontivero, Gabriel Mendoza, Tomás Acosta, Walter Caballero, Jonatan Larrosa y Valeria Moreno), mientras que la víctima restante fue la directora del establecimiento educativo, Graciela Antinucci.

Justicia

Tres años después de la tragedia, la justicia condenó a la pena de dos años y ocho meses de prisión en suspenso a las docentes Adriana Lindi, Rosa Gayoso, Sandra Garayalde, Viviana Domínguez y María Laura Molina. Asimismo, se dispuso la inhabilitación por ocho años para todos los responsables. El profesor de educación física, el encargado de establecer el estado del puente –y señalado como el que arengó a los menores a subir al puente–, había sido condenado a tres años de prisión en suspenso, pero obtuvo una reducción de pena por parte del Superior Tribunal de Justicia. Todos fueron condenados por homicidio culposo y lesiones, pero, al no ser una condena de cumplimiento efectivo, ninguno fue preso. 

El fallo consideró que los docentes fueron imprudentes en su accionar sobre el cuidado de los niños, al tiempo que se manifestó que la estructura del puente colgante que cedió estaba visiblemente en buen estado, pero para que se usara como un espacio de transición de manera razonable (con un máximo de tres personas, como lo indicaba el cartel en cada ingreso en la pasarela, y no 40, como sucedió).

Homenajes

Cada 19 de septiembre, los familiares de los alumnos fallecidos viajan desde Merlo hasta la Villa Dique Florentino Ameghino para homenajearlos y recordarlos. Si bien el número de participantes que llegan desde la localidad bonaerense va variando por distintas razones, también la comunidad –que se vio conmocionada por la tragedia de 2002– acompaña en la actividad, que es complementada además con una pequeña misa en memoria de las nueve víctimas.

Además, en el lugar donde antiguamente estaba la pasarela, se construyó un monumento en memoria de Bernacchia, Béliz, Ontivero, Mendoza, Acosta, Caballero, Larrosa Moreno y Antinucci.

Un dato que generó polémica sobre el monolito que causó algo de estupor en la comunidad, que no esperaba una respuesta así, fue la llegada de visitantes que preguntaban por la ubicación del monumento para posar junto a él y sacarse fotos. Los vecinos del pueblo entre sorprendidos y ofendidos, no comprendían cómo podía convertirse en un punto turístico, como si fuera la vista desde la represa o los senderos dentro del camping.

Lo que nos lleva a la siguiente pregunta: ¿es la actitud de los turistas morbosa o es una forma más de recordar respetuosamente a las víctimas de la tragedia?

 

Fecha de Publicación: 26/08/2020

Compartir
Califica este artículo
0/5

Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

Puerta-12 La peor tragedia de la historia del deporte argentino
restos-fosiles Chubut tuvo el dinosaurio más antiguo

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Argentinos por el mundo
Valentín Saal Salió a China y no volvió

Valentín Saal es un administrador de empresas mendocino que trabaja en China. Vía Instagram nos cont...

Argentinos por el mundo
El viaje de Pampa El viaje de Pampa

Belén, Roberto y Pampa, salieron a la ruta en una combi modelo 59. Te contamos su historia.

Argentinos por el mundo
Viajaros “La Tota por América”: una pareja riojana recorriendo el mundo

Acompañados por su perro caribeño, la pareja riojana sostiene que no son turistas ya que viven la ci...

Salud y Estética
Yoga Challenge - Tercera práctica ¿Te animás a la tercera clase del reto yogui?

Patrizia nos trae una clase más para que continuemos con el reto yogui, esta vez con una práctica un...

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades