Skip to main content

Pichincha: un barrio, una historia, una heroína

Pichincha es un barrio de la ciudad de Rosario con un pasado oscuro donde la prostitución, el juego y el alcohol fueron los protagonistas.
Lo peor de nosotros
Pichincha es un barrio de la ciudad de Rosario con un pasado oscuro
| 03 enero, 2020 |

A fines del siglo XIX y hasta mediados del siglo XX era principalmente una zona prostibularia. El barrio de Pichincha debe su nombre a la Batalla de Pichincha, realizada en Ecuador, una de las principales batallas de las guerras de la independencia americana.

La instalación de la estación de ferrocarriles Sunchales y la terminal de tranvías hacia todos los puntos de la ciudad dieron a la zona un movimiento de pasajeros que iban y venían. Esto hizo del lugar un punto de encuentro y conexión.

Auge

Este barrio tuvo su florecer prostibulario entre 1880 y 1930 con la organización Zwi Migdal, una banda delictiva judía que se encargaba de la trata de blanca de mujeres. Estas eran traídas a nuestro país engañadas y obligadas a la explotación sexual en burdeles con el amparo de la corrupción policial.

El crecimiento demográfico que vivía la ciudad fue el factor que propició la instalación de burdeles. Muchos funcionaban en la clandestinidad mientras el municipio intentaba controlar, pero a pesar de los esfuerzos tomó auge el «imperio prostibulario» conocido como Pichincha. La mayor parte de estos prostíbulos, y la misma organización, desaparecieron hacia 1930, aunque algunos subsistieron, bajo diversos nombres.

Caída

Una de las heroínas de esta historia es Raquel Liberman, mejor conocida como la Polaca, que por estos días es personificada por Eugenia “La China” Suarez en la novela Argentina, Tierra de Amor y Venganza, que cuenta su historia libremente.

Fue esta Polaca quien desafío a esta organización judía y los diarios de 1930 hablaban de una mujer de vida airada que se atrevió a desafiar lo establecido. Por el sensacionalismo del juicio, la concepción machista de la época y los tabúes de una sociedad pacata, la historia de Ruchla Laja Liberman (según figuraba en su pasaporte) había quedado sepultada y pasaba a las perlitas olvidadas de nuestra historia. Su denuncia logró que más de 100 proxenetas fueran procesados. Fue la valentía de esta mujer la que terminó con estas organizaciones. Hoy sus restos están sepultados en el Cementerio de Granadero Baigorria, muy cerca de Rosario.

Resurgimiento

Hoy en día Pichincha ha perdido su impronta prostibularia y se está transformando en un importante polo cultural de la ciudad de Rosario. Desde 2002 funciona allí la Secretaría de Cultura de la Municipalidad y el mercado de antigüedades Feria Retro.

Este barrio conserva una gran parte de la estructura edilicia de la época. Actualmente funciona un centro cultural, varios bares y restaurantes de alto nivel. Es también un lugar de reunión de artesanos y anticuarios. Estos cambios transformaron al antiguo barrio, que ahora se perfila como un centro de cultura para la ciudad.

Feria
Sin votos aún
Por favor espere.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

X