Skip to main content

Mate Cosido: el Robin Hood argentino

Conocé la historia de Segundo David Peralta, más conocido como "Mate Cosido", el bandolero argentino que atracaba grandes empresas para repartir el botín.
Lo peor de nosotros
mate-cosido
16 noviembre, 2019

Los argentinos también tuvimos a nuestro Robin Hood. Se llamó Segundo David Peralta y fue más conocido por su sobrenombre de “Mate Cosido”, con s, porque viene de coser: tenía un tajo que le atravesaba toda la cabeza (el juego de palabras con la palabra “mate” me parece hermoso). Nació en Tucumán en 1897 y se lo vio por última vez en Chaco en 1940.

Quienes lo conocieron afirman que era una persona culta y humilde. Beneficiario de una muy buena educación, era generoso y muy querido. Decíamos que se trata del Robin Hood argentino porque sus atracos (siempre planificados al detalle) eran contra empresas muy poderosas (y por lo general extranjeras) y sus botines repartidos con los que más lo necesitaban. Su lema era “hay que devolverle al pueblo lo que le están robando”, lo que lo acercó a los grupos anarquistas que iban llegando a nuestro país. Qué bien nos haría un personaje como este en nuestros días, ¿no?

Intensamente buscado por las autoridades, usó diferentes identidades falsas, algunas de las confirmadas son Julio del Prado, Manuel Bertolatti, José Amaya, Julio Blanco. Su proceder sin violencia lo ayudaba a escabullirse: evitaba la violencia tanto como era posible, y nunca tuvo un enfrentamiento armado con la policía. No era por miedo, era por estrategia y por valores: consideraba que los efectivos policiales eran empleados de un Estado que los usaba para mantener las injusticias. Ellos no tenían la culpa.

La caída de Mate Cosido

Los últimos días de 1939, secuestró al estanciero Jacinto Berzón. Acordó las condiciones del rescate con sus familiares: tirarían el dinero por la ventana del tren un poco antes de la estación Villa Berthet, en Chaco. Algo salió mal con la logística y Mate Cosido no se percató de que lo estaban esperando: una partida policial lo emboscó y lograron pegarle un tiro en la cadera. Malherido, logró escapar gracias al coraje de sus compañeros.

Luego de esto, no volvió a aparecer en público y nunca se encontró su cadáver. Mate Cosido ya tenía todos los ingredientes para transformarse en mito.

Si a alguien se le despertó la curiosidad por conocer un poco más la historia de este personaje, hay una película protagonizada por Víctor Laplace.

No votes yet.
Por favor espere.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

X