Skip to main content

Julián Moccia: un estafador suelto

Te contamos cuáles fueron las estafas de las que Julián Moccia fue autor. Y cómo fue que muchos cordobeses cayeron en sus garras.
Lo peor de nosotros
| 06 febrero, 2020 |

Como siempre, el momento más esperado del año son las vacaciones. Y, por supuesto, hay gente que se aprovecha de la emoción y ansiedad que nos genera planificarlas. Julián Moccia operaba vendiendo pasajes a muy buen precio, de ida y vuelta. Todo el negocio era en negro, en efectivo, sin registros. En principio, todo andaba bien. Los pasajeros podían viajar a todos los lugares del mundo. Este joven vendió pasajes a México, Estados Unidos, diferentes países de Europa, Brasil, etc. O sea, fueron muchos casos.

Con el pasaje de ida, los pasajeros llegaban a destino. Pero el problema comenzaba cuando la gente quería pegar la vuelta. El trato inicial era que Julián Moccia les brindaba a sus clientes un pasaje de ida, y uno de vuelta, pero con fecha a modificar. Ya que la fecha que figuraba en el pasaje de vuelta era o muy pronta o muy lejana. Julián aclaraba que el trámite de cambio de los pasajes, con la multa que eso conlleva y más, iban por su cuenta. Y que a sus pasajeros solo les restaba disfrutar del viaje. Por supuesto, su modus operandi, era súper conveniente. Los pasajes eran mucho más baratos que en el mercado regular. Y, además, Julián Moccia se aseguraba de inspirar confianza. Por eso, también sus clientes recomendaban de boca en boca el servicio.

En pampa y la vía (¡pero de otro país!)

Sin embargo, la mayoría de su clientela quedaba varada en los lugares de destino. Julián Moccia los dejaba a la deriva, sin pasaje de vuelta. Los pasajeros quedaban en Pampa y la vía, pero de otros países.

El pibe es de Rosario, y no se sabe mucho más. Muchos de los turistas estafados intentaron ubicarlo para poder arreglar el problema. Sobre todo, para poder recuperar la plata que el pasaje de vuelta les había costado. ¡De su propio bolsillo!, como si Julián no fuera responsable. Los pasajeros terminaron pagando un pasaje extra, por causa de la estafa. También intentaron denunciarlo, pero no consiguieron respuesta. Por eso, hicieron difundidos y “lo escracharon”, ya que estas son las formas de hacer justicia por mano propia en nuestra era digital.

Sin votos aún
Por favor espere.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

X