Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Imperdible: se viene el museo del sexo

En Firmat, quieren abrir un Museo del Sexo con objetos extraviados de un motel. Enterate por qué la iniciativa es repudiada.

Yo suelo tender a darle lugar a un prejuicio, cuando pienso en la gente de los pueblos del interior santafesino. Creo que mi prejuicio sería extensivo al interior argentino en general. Pero digamos santafesino, porque es el recorte que me atañe en Ser Argentino. Ese prejuicio considera que la gente de los pueblos tiende a ser conservadora. Novedades de las que me entero, como la del tema de esta nota, echan por tierra todo preconcepto que pudiera tener. Un muy atrevido museo pretenden abrir pronto en Santa Fe, pero no en la capital de la provincia, ni en Rosario ni en Rafaela. El Museo del Sexo será la atracción de la pequeña localidad de Firmat.

Un conocido empresario del sur de Santa Fe tuvo una idea muy original. En un albergue transitorio, se exhibirán objetos que fueron olvidados o descartados por miles de clientes. Juguetes sexuales, bijouterie, documentos de identidad, tarjetas de crédito, tangas, bombachas, boxer, calzoncillos, camperas, remeras, tres bicicletas y una rueda de auxilio, entre otras cosas, podrán encontrarse en el Museo del Sexo que está preparando el empresario motelero.

La localidad pionera en este rubro es, como dijimos, Firmat. La misma que fuera conocida por su misteriosa hamaca. Más allá de que la actividad motelera decayó hace ya varios años,dicen los lugareños que el dueño de la idea siempre tuvo en mente hacer un museo de objetos perdidos. Incluso cuando con un arquitecto diseñaron el motel de Firmat, que fue inaugurado en 1981, ya proyectaba la loca idea del museo.

Atracciones y un detalle horroroso

El ideólogo de esta aventura es un hombre de negocios. Tiene dos albergues transitorios. Uno en Firmat y otro en Melincué, y obviamente una vida empresarial cargada de anécdotas,como la de un perro extraviado por un cliente. Otra persona se encariño y terminó llevándoselo a su casa después de “varios turnos”.

Dentro del museo que tiene planeado el empresario habría bicicletas . ¿Raro no? El emprendedor explicó que no se sabe cómo fue, pero quedaron en el motel dos o tres de estos rodados. En una ocasión, uno de los dos usuarios del servicio llegó al motel en bicicleta y esta quedó allí. Como hasta el día de hoy nadie fue a reclamarla, pasa a ser un artículo de museo.

Ahora estan reciclando el servicio y lo que era un motel de parejas hoy se diversificó y pasó a ser un motel que usan los comisionistas o viajantes, familias enteras y lo que queda de las parejas que siguen usando ese lugar, que son las menos.

Los otros hallazgos parecen ser normales si se tiene en cuenta que dejaron abandonadas bicicletas, un perro y hasta una rueda de auxilio de un auto. La muestra se completará como muchos documentos, tarjetas de crédito, aritos, bombachas, calzoncillos y consoladores. Todo lo que te puedas imaginar. Todos estos hallazgos están troquelados y con fecha para que en algún momento sean exhibidos en el museo.

Lamentablemente, esta que podría ser una divertida noticia, tiene su lado oscuro. En este mismo motel, una chica, trabajadora sexual, perdió su vida. Y no fue de manera accidental. Falleció por una brutal agresión recibida por más de un hombre. Así que, no bien salió la noticia del Museo del sexo, muchos movimientos feministas manifestaron su enojo y están actualmente bregando porque esta iniciativa no se concrete.

Rating: 0/5.